lunes, 17 de noviembre de 2008

Payasos en Miami y bufones en La Habana

Fisgando por Internet encontré un lugar denominado penultimosdias.com, donde decía que disidentes internos cubanos, en conexión con los extremistas enclaustrados en el parque jurásico de Miami, estaban preparando un levantamiento popular en la isla. Al parecer dicho grupo disidente, del que nadie sabe nada, había elegido a las emisoras de Miami, La Poderosa y RHC Cadena Azul, para que lanzaran una especie de consigna-clave, (al más puro estilo día D, hora H, de la película “El día más largo”) que sería la señal de partida para el inicio de un levantamiento popular que tomaría calles y azoteas. Lo de la toma de azoteas huele un poco a “nadar y tender la ropa” es decir, en caso de ser sorprendidos en plena conquista, siempre existiría el recurso de alegar que estamos tendiendo los calzoncillos. Otros objetivos estratégicos serían, los postes de luz y las instalaciones hoteleras.

Siempre según ese portal, la consigna fue lanzada a las ondas en la noche del domingo día 9 de noviembre, con la siguiente locución: "Ya no hay penúltimo llamado... (lo cual quiere decir que hubo al menos dos preavisos más, en días anteriores), esta noche, después de más de tres semanas de intenso trabajo, culminamos lo que prometimos que haríamos, a los que desde Cuba nos lo pidieron que diéramos la fecha y la hora de iniciar el desafío cívico ciudadano destinado a lanzarse a las calles a reclamar derechos y la libertad". Una declaración, que hubiera firmado el mismísimo general Douglas McArthur

Picado por la curiosidad, estuve a la expectativa esperando noticias sobre, manifestaciones callejeras, sabotajes etc., etc., pero tras el llamamiento dominical, llegó el lunes y pasó sin pena ni gloria. Lo mismo sucedió con el martes, el miércoles, el jueves..., en consecuencia no me quedó más remedio que abandonar la vigilancia porque de lo dicho no sucedió nada. Bueno, aconteció algo que, por repetitivo, resulta ya habitual, y es el nuevo ridículo- realizado ante su propia gente-, de la extrema derecha cubana, experta en derribar al Gobierno de La Habana, jugando al dominó en el restaurante Versailles de la calle Ocho, establecimiento conocido, jocosamente, como “el Pentágono Chiquito”.
Pocos días antes, se habían celebrado las elecciones presidenciales-, por llamarlas de alguna manera, pues si no dispones de 100 millones de dólares no te vota ni el gato- en Estados Unidos, y los disidentes que residen en La Habana, acudieron presurosos a realizar su papel de bufones de la corte, ejerciendo un simbólico voto en la Oficina de Intereses estadounidense (SINA). En realidad su gesto, calculado, estaba destinado a asegurar la asignación salarial que reciben por conspirar contra su país. La mayoría de ellos, después de ponerse tibios de cerveza, saladitos y alguna que otra botella de ron, se decantaron por el republicano McCain, porque una de sus promesas electorales fue marcarse el farol de que iba a invadir Cuba. (el “héroe” de la guerra del Vietnam disfrazó el término invasión con la expresión “plantar en la isla la bandera de la libertad”) Es evidente que a estos patriotas de pacotilla, les importa un rábano, que un poder extranjero pueda perpetrar un genocidio contra su pueblo.

Según comentaron en las páginas de elduendemiami.com (portal digital, vilipendiado por los extremistas de Miami) uno de los disidentes-votantes de la SINA comentó en petit comité: “Yo fui de los pocos que voté por Obama pero le dije al americano que había votado por McCain. Tú sabes, hay que asegurar la ayudita que me dan, que nunca viene mal”. Si los elementos de uno y otro lado del estrecho de Florida, dedicaran su tiempo al negocio circense, seguro que tendrían el éxito asegurado.

1 comentario:

tyni dijo...

con gusto so invecil veo que nadie se toma el tiempo de leer la mierda que escribes,un hermano recidente en España me dice en un correo que me envio,que eres un comemierda que se cree periodista,ciertamente tu blog me lo recomendo alguien que ahora comprendo que se propone,no pierdo mas mi tiempo,ademas la cercania d la peste a mierda me puede contaminar y hacerme apestar,es risible,yo creia tu blog algo digno de tomar en cuenta para debatir,pero veo que en definitiva ni visitantes tienes,pura mierda tu y tu blog.
en tantos meses tus temas,que no hacen mas que decir mentiras y defender lo indefendible,no han recibido mas de uno o dos comentarios,que quiere decir eso?que o nadie se toma el trabajo de entrar a tu blog,o que te tiran a mierda como lo que eres.
Balla payaso que se han buscado los dictadores chaves y la vieja decrepita,menudo periodista.
Agustin Miranda Rodriguez
Desterrado Cubano