jueves, 27 de noviembre de 2008

Y Esperanza Aguirre vio el rostro menos amable del terrorismo...



“¡Qué barbaridad!”, exclamó la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, durante el ataque que se produjo al hotel Oberoi de Bombay (India) donde estaba registrándose para hospedarse. Tuvo suerte, mucha suerte, de salir ilesa de la cadena de atentados que se desataron en Bombay, segando la vida de, al menos, un centenar de personas y provocando innumerables heridos. Aguirre estaba en la recepción del hotel, cuando varios hombres irrumpieron en el mismo y comenzaron a disparar indiscriminadamente. Por suerte pudo contarlo y regresó a España, mientras en Bombay continuaban los tiroteos.

Pocos días antes, Esperanza Aguirre- que representa al ala más derechista del partido de extrema derecha Partido Popular (PP)- clausuró el IX Congreso de las Nuevas Generaciones del PP de Madrid, y lo hizo alabando a terroristas como Ronald Reagan y agradeciendo la presencia de cubanos “que están aquí luchando por la libertad”. Evidentemente, el talante de esos cubanos no debe diferir mucho del de su protectora, una mujer tan reaccionaria que ni siquiera su jefe de filas, Mariano Rajoy, acudió a ese Congreso. Para finalizar su perorata, la presidenta soltó un sonoro y teatral “¡Viva Cuba libre!”

Desde hace tiempo, Aguirre simpatiza con grupos extremistas cubanos, y ha concedido fondos de la Comunidad Autónoma a la Fundación Hispano Cubana, que mantiene lazos de hermandad con la Fundacional Nacional Cubano Americana de Miami (FNCA) considerada, por el Gobierno de La Habana, una organización terrorista. Y ya que hablamos de terror, no está de más recordar una pequeña parte del que sufre Cuba. En 1997, por citar un año de tantos otros, fueron atacados varios hoteles cubanos. Una bomba explotó en la discoteca "Aché" del hotel Meliá Cohiba, con la intención de matar turistas (como en Bombay) y se colocaron otros artefactos en el Nacional y el Capri, de La Habana, el Sol Palmera de Varadero y, de nuevo, en el Meliá Cohiba. El 11 de agosto de ese año, la FNCA, algunos de cuyos dirigentes son viejos conocidos de Esperanza Aguirre, publicó en la prensa de Miami una declaración de apoyo a esas acciones terroristas.

Años más tarde, concretamente el lunes 6 de febrero de 2006, las agencias de noticias reportaron que las autoridades cubanas habían izado 138 banderas negras frente a la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA), en La Habana, en honor a los más de 3.400 cubanos víctimas del terrorismo parido por la CIA y desarrollado por “los luchadores por la libertad”, entre los que se encuentran Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, autores de la voladura de un avión civil de Cubana de Aviación, donde murieron 73 personas.

Dicen que Esperanza Aguirre, protegida por sus escoltas, se escondió detrás del mostrador de la recepción del hotel Oberai gritando, aterrorizada, que había que salir de allí como fuera. Por desgracia, los miles de cubanos asesinados por el terrorismo- caminando por la ciudad, arando en el campo o volando en un avión- carecían de escolta y no tenían a mano un mostrador donde parapetarse cuando los “luchadores por la libertad” irrumpieron ante ellos gritando ¡Viva Cuba libre!, antes de asesinarlos fríamente.

La degradación de la sociedad occidental, sus crímenes y actos de terror cometidos en las guerras de saqueo, junto al colapso del capitalismo, ha sido caldo de cultivo ideal para que se produzcan situaciones como las que se han vivido en Bombay. Ahora, la presidenta madrileña ha comprobado, en primera fila, cómo actúa el terrorismo. Que tome buena nota, y si no le gusta el socialismo (única alternativa a esta barbarie) que se mude a otro planeta, llevándose con ella a sus amables y luchadores amigos.

domingo, 23 de noviembre de 2008

“Cuatrero” de mediodía



Sobre un comentario acerca de Bolivia, realizado en un informativo de la cadena española de televisión, La Cuatro

Como todos saben, Prisa es un grupo empresarial español (del que forma parte la cadena de televisión, La Cuatro) especializado en difamar y agredir no sólo a Cuba, sino a cualquier movimiento emancipador que asome la cabeza en América Latina. Y no lo hace por amor a la democracia, sino a su cuenta corriente, ya que tiene intereses económicos en la región. Concretamente en Bolivia, es propietario del diario La Razón y partícipe mayoritario de la principal cadena de televisión de aquel país, además obtiene beneficios a través de la publicidad, porque la petrolera Repsol-YPF invierte en propaganda, en los medios que el grupo maneja allí.

Desde que Evo Morales se aupara democráticamente al Gobierno de La Paz, los ataques de Prisa contra la legítima aspiración del pueblo boliviano de desarrollarse sin tutelas externas, han sido sistemáticos, hasta el punto de que organizaciones de periodistas bolivianos denunciaron la actitud de presión y chantaje que desarrolla el grupo, desinformando y mintiendo, como pudimos comprobar durante el conflicto de los prefectos autonomistas que quieren fracturar Bolivia en beneficio de las multinacionales extranjeras. Esa actitud ha generado recelos lógicos contra Prisa que, aprovechando su posición dominante en el sector, culpabilizó del enfrentamiento (que sigue latente) al Gobierno central, eludiendo señalar a los instigadores del mismo y sus vínculos con la CIA. Al conducirse de esa manera, Prisa se alineó junto a los terratenientes racistas y asesinos de campesinos.

Hace unos días se produjo en Bolivia un linchamiento, cuando decenas de vecinos de la localidad de Achacachi, sorprendieron a varias personas en el momento en que estaban efectuando un robo. Los delincuentes fueron apaleados e, incluso, intentaron quemarlos vivos. Inmediatamente, el ministro del Interior boliviano recordó que nadie puede tomarse la justicia por su mano y advirtió que los autores del hecho, serían detenidos y llevados ante la justicia. De inmediato, el director del informativo del mediodía de La Cuatro, se hizo eco de la noticia, pero desvirtuando lo ocurrido, omitiendo las declaraciones del ministro boliviano y descalificando al país andino, al afirmar que lo acontecido era ”consecuencia de tener unas leyes y un Gobierno como el de Bolivia”.

El estilo de ese comunicador, es un ejemplo más, del periodismo “a la española” que se elabora en los laboratorios del régimen para regarlo en los medios de información (medios oficiales, se entiende). El modelo pasa por ser joven, trepa, manipulador, pro sistema, enemigo del enemigo del jefe y si encima, se asoma a un telediario, mucho mejor. Así es el retrato de quienes aspiran a promocionarse en el marco de la información libre, veraz y, sobretodo, “objetiva”.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

A golpe de Renglón (Felipe de Borbón, el doble discurso de un cineasta, el bloqueo no existe y la Cumbre del G-20)


(Para “inocentes” malintencionados: El titular genérico “A golpe de renglón” recoge noticias curiosas o interesantes que no tienen por qué estar relacionadas entre sí.)

El Príncipe Felipe apuesta por una información libre y veraz

Hace días, una noticia de agencia nos informaba de que Felipe de Borbón, futuro Rey de España porque dios es un gracioso, había inaugurado en la ciudad de Cáceres el III Congreso Internacional de Nuevo Periodismo. En el acto de apertura el vástago del Borbón se mostró ferviente partidario de la información “libre y veraz”. El problema es que en España esa clase de información tiene enormes limitaciones, y una de ellas está marcada por la figura de su padre.

El doble discurso de Benito Zambrano

Casi todo el mundo conoce al cineasta español Benito Zambrano- famoso por varias películas entre ellas Habana Blues- que se graduó en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba) Esto decía Zambrano en marzo de 2005 en una entrevista concedida a la revista cultural cubana La Jiribilla, que giraba en torno a dicha película:“Habana Blues está contada desde el corazón y el alma. Te repito que nunca quise hacer una película criticando a las autoridades cubanas ni al gobierno ni mucho menos traté de hacer una crítica dura y directa. Creo que ya hay demasiados extranjeros criticando a Cuba, y diciéndole a los cubanos lo que tienen que hacer”.

Esto decía 4 meses más tarde, en la revista Encuentro en la Red que se edita en España y que está al servicio del imperialismo internacional:“Es abominable meter a alguien en la cárcel por ideología, por conciencia, por actitud… Se mete en la cárcel a gente que comete un delito de verdad (...) La revolución empieza a convertirse en un sistema dictatorial, con planteamientos derechosos y facistoides (...) la justicia revolucionaria ahí no se cumple, si es que hay justicia revolucionaria.” ¡Ay Benito! Maldita hemeroteca...

El bloqueo contra Cuba no existe


A final del pasado mes las agencias reportaron que la Asamblea General de la ONU, había aprobado por abrumadora mayoría una resolución que exigía el fin del bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos (EEUU) desde hace 50 años. Sólo votaron en contra EEUU, Israel y Palau. Si, como aseguran los elementos fascistas del exilio, el bloqueo es un invento del Gobierno cubano que nos expliquen contra qué votaron EEUU, Israel y Palau.

Cumbre del G-20: Vasallos pero menos

Tras la celebración de la Cumbre del G-20, analistas y pesimistas han llegado a la conclusión de que Europa se ha subordinado a EEUU. Pero poco después una noticia nos informaba que Alemania podría ayudar financieramente a la empresa de automóviles Opel (propiedad de la estadounidense General Motors), con el matiz de que la ayuda sería sólo para la empresa alemana, mientras que la empresa matriz se quedaría fuera. Parece que la dependencia europea desaparece, como por arte de magia, cuando hay dinero, y negocios, de por medio. Es la vieja historia de siempre: las contradicciones entre los imperialistas no entienden de vasallajes a no ser que sean tácticos e interesados.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Payasos en Miami y bufones en La Habana

Fisgando por Internet encontré un lugar denominado penultimosdias.com, donde decía que disidentes internos cubanos, en conexión con los extremistas enclaustrados en el parque jurásico de Miami, estaban preparando un levantamiento popular en la isla. Al parecer dicho grupo disidente, del que nadie sabe nada, había elegido a las emisoras de Miami, La Poderosa y RHC Cadena Azul, para que lanzaran una especie de consigna-clave, (al más puro estilo día D, hora H, de la película “El día más largo”) que sería la señal de partida para el inicio de un levantamiento popular que tomaría calles y azoteas. Lo de la toma de azoteas huele un poco a “nadar y tender la ropa” es decir, en caso de ser sorprendidos en plena conquista, siempre existiría el recurso de alegar que estamos tendiendo los calzoncillos. Otros objetivos estratégicos serían, los postes de luz y las instalaciones hoteleras.

Siempre según ese portal, la consigna fue lanzada a las ondas en la noche del domingo día 9 de noviembre, con la siguiente locución: "Ya no hay penúltimo llamado... (lo cual quiere decir que hubo al menos dos preavisos más, en días anteriores), esta noche, después de más de tres semanas de intenso trabajo, culminamos lo que prometimos que haríamos, a los que desde Cuba nos lo pidieron que diéramos la fecha y la hora de iniciar el desafío cívico ciudadano destinado a lanzarse a las calles a reclamar derechos y la libertad". Una declaración, que hubiera firmado el mismísimo general Douglas McArthur

Picado por la curiosidad, estuve a la expectativa esperando noticias sobre, manifestaciones callejeras, sabotajes etc., etc., pero tras el llamamiento dominical, llegó el lunes y pasó sin pena ni gloria. Lo mismo sucedió con el martes, el miércoles, el jueves..., en consecuencia no me quedó más remedio que abandonar la vigilancia porque de lo dicho no sucedió nada. Bueno, aconteció algo que, por repetitivo, resulta ya habitual, y es el nuevo ridículo- realizado ante su propia gente-, de la extrema derecha cubana, experta en derribar al Gobierno de La Habana, jugando al dominó en el restaurante Versailles de la calle Ocho, establecimiento conocido, jocosamente, como “el Pentágono Chiquito”.
Pocos días antes, se habían celebrado las elecciones presidenciales-, por llamarlas de alguna manera, pues si no dispones de 100 millones de dólares no te vota ni el gato- en Estados Unidos, y los disidentes que residen en La Habana, acudieron presurosos a realizar su papel de bufones de la corte, ejerciendo un simbólico voto en la Oficina de Intereses estadounidense (SINA). En realidad su gesto, calculado, estaba destinado a asegurar la asignación salarial que reciben por conspirar contra su país. La mayoría de ellos, después de ponerse tibios de cerveza, saladitos y alguna que otra botella de ron, se decantaron por el republicano McCain, porque una de sus promesas electorales fue marcarse el farol de que iba a invadir Cuba. (el “héroe” de la guerra del Vietnam disfrazó el término invasión con la expresión “plantar en la isla la bandera de la libertad”) Es evidente que a estos patriotas de pacotilla, les importa un rábano, que un poder extranjero pueda perpetrar un genocidio contra su pueblo.

Según comentaron en las páginas de elduendemiami.com (portal digital, vilipendiado por los extremistas de Miami) uno de los disidentes-votantes de la SINA comentó en petit comité: “Yo fui de los pocos que voté por Obama pero le dije al americano que había votado por McCain. Tú sabes, hay que asegurar la ayudita que me dan, que nunca viene mal”. Si los elementos de uno y otro lado del estrecho de Florida, dedicaran su tiempo al negocio circense, seguro que tendrían el éxito asegurado.

viernes, 14 de noviembre de 2008

El “éxito” del general Petraeus en Iraq



Un avión civil de carga estadounidense con seis personas a bordo, se estrelló el pasado jueves, poco después de despegar en una zona del oeste de Iraq. El hecho fue confirmado por el Ejército de Estados Unidos (EEUU), que añadió que no tenía detalles sobre el número de víctimas."Fue una falla de funcionamiento. Perdió el contacto por radio y luego se estrelló. No tenemos información sobre el destino de la tripulación", dijo un portavoz militar, o sea la historia de siempre, cuando un avión o helicóptero ocupante se estrella en ese país. No se debe emborronar a estas alturas- sobretodo después de habernos vendido una historia diferente- la hoja de servicios del general Petraeus, el “pacificador” de Iraq.

Tan sólo un día antes, un soldado de un Ejército iraquí construido a base de talonario por Petraeus (su mayor “logro”, pues el resto han sido asesinatos indiscriminados) mató a cuatro militares norteamericanos, e hirió a otros tres según reportaron varias agencias de noticias- de las que se han hecho escaso eco los grandes medios de información-, porque sus compañeros occidentales se burlaron de él cuando estaba rezando. Es evidente que los soldados “democráticos” no pueden esconder su pretendida supremacía racial, típicamente nazi, frente a las actitudes religiosas y culturales de los musulmanes.

Estos sucesos demuestran que, tanto el nuevo Ejército iraquí- al que se incorporó gran parte de la insurgencia sunita- es tan poco fiable como el Gobierno instalado por EEUU en Bagdad, pues, independientemente de religiones y sectas, el rechazo de toda la población iraquí a la ocupación extranjera es tan fuerte como el primer día. La mayoría chiíta que conforma el Gobierno iraquí es afín, por cuestiones obvias, a Irán y exige la retirada sin condiciones de las fuerzas invasoras de la región, lo que refuerza el papel de Teherán. Iraq está, hoy día, más vinculada a Irán (el otro enemigo de Washington) que al propio EEUU ¡Menuda paradoja!

Petraeus intentó resolver un problema (el de la insurgencia), aprovechándose de las circunstancias de penuria que sufre la población, pagando un salario a una parte de sus enemigos, pero ha generado nuevos conflictos. Bastante tiene ahora en ocuparse del segundo frente de guerra de Afganistán, para que continúen golpeándole política y militarmente por la retaguardia (tomen el término en el sentido que quieran). ¿Dónde está, entonces, el éxito que le atribuyen los medios occidentales?

sábado, 8 de noviembre de 2008

Reflexión sobre las reflexiones: Mejor chimpancé que gorila




Sirvió de poco mi afirmación, efectuada en el apartado de comentarios de kaosenlared.net, sobre el artículo de mi autoría (perdón por la auto cita), No nos avises Iñaki. Ya lo sabíamos, relacionado con las pasadas elecciones de Estados Unidos. En dicha afirmación resaltaba que, la cita al colega de Insurgente, era circunstancial y que quienes la interpretaran como un ataque personal estaban equivocados. Lamentablemente, las aclaraciones son insuficientes frente a un ego excluyente.

El ungido por los dioses del Olimpo- e incansable viajero- ha tenido la deferencia de reproducir mi artículo en su periódico y, dada su fina “ironía-soberbia”, lo hizo acompañado por la imagen situada en la parte superior del todo: un reflexivo chimpancé.

Le replico en este lugar, pues creo que es más oportuno que hacerlo en una publicación alternativa por dos razones: seriedad y respeto hacia el resto de colaboradores y lectores.

Aquí mi breve respuesta:

Como, en definitiva, todos formamos parte del mundo animal, mejor ser chimpancé que gorila. Por favor, no relacionen el término empleado (gorila) con aspecto físico alguno.