martes, 20 de enero de 2009

COLEGAS con sus colegas

El Colectivo COLEGAS (organización de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), se sumó a la concentración de apoyo a Israel realizada el domingo pasado frente a la embajada sionista. Si cito a esa organización es porque puede sorprender su presencia, al tratarse de un colectivo formado por personas que han sido, son y serán discriminadas (como los grupos antifascistas), por la sociedad excluyente de los países "democráticos". El resto de asistentes eran, en su mayoría, de extrema derecha y había algún diputado “socialista”. Parece que los coqueteos con el PSOE (el partido que autorizó los matrimonios gays, pero también el terrorismo de Estado), imprimen carácter.

Pueden leer el comunicado, de apoyo inequívoco a Israel, (muy “progre”, eso de comparar moscas con águilas, será porque ambas tienen alas) en la Web de COLEGAS. En él, se cita la persecución, real, de la que son objeto los homosexuales en los países árabes, aunque no entiendo muy bien qué tiene que ver eso con el genocidio cometido en Gaza. Por cierto, también han estado proscritos y perseguidos, hasta hace bien poco, en Estados Unidos, el país paradigma de la libertad y los derechos humanos.

Israel- dice COLEGAS- respeta los derechos de los homosexuales y las lesbianas. Eso es verdad sobre el papel porque, como ocurre desgraciadamente en muchos Estados “avanzados”, una cosa es la legislación y otra la realidad discriminatoria de cada día, en la calle o en la oficina. Al hilo de esa afirmación se me ocurre preguntar: ¿ha respetado Israel el elemental derecho a la supervivencia de ancianos, mujeres y niños palestinos que han sido su único objetivo militar en esta guerra, para forzar la rendición (no lograda), del adversario?

¿Cuántos homosexuales palestinos habrán sido asesinados o heridos gravemente por los sionistas, mientras éstos estuvieron tirando al blanco, cobardemente alejados de la primera línea de combate, donde les esperaban, coco con codo, los milicianos islámicos de Hamás y los milicianos marxistas del Frente Popular para la Liberación de Palestina?

El combate y la denuncia contra el capitalismo imperialista, y sus democracias de mentira, no es cuestión sólo de la orientación sexual de cada uno. Quien es burgués del alma, morirá siendo burgués.

1 comentario:

Ale dijo...

Los de ATA (Asoc. Transexuales Andalucía) les respondieron muy bien a COLEGAS

http://drupal.aldehuela.eu/content/la-asociacion-de-transexuales-de-andaluc%C3%ADa-ata-responde-colegas