sábado, 17 de enero de 2009

A Esperanza (Aguirre) le duele la panza

La Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, ha solicitado protección del Gobierno español, al sentirse ofendida porque en Cuba la tildan de aspirante a portavoz de la mafia terrorista de Miami. Todo comenzó cuando doña Esperanza, acordó con su partido apoyar una concentración, convocada por la Asociación Iberoamericana por la Libertad, para denunciar al régimen cubano que acaba de celebrar el cincuenta aniversario de su Revolución.

El pelaje de los que van a concentrarse el día 31 de enero (otros dicen que el 1 de febrero, ni ellos se aclaran), ha quedado perfectamente descrito por Jean Guy Allard en un articulo publicado en kaos en la red, (“Madrid: Montaner y Aguirre despedirán a Bush con una concentración mafiosa”). Por mi parte, añadiré algo que Jean Guy no recoge en su artículo, y es que la Asociación Iberoamericana por la Libertad está íntimamente ligada a la ultraderechista Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), del "pequeño gran estadista mundial" (inmerecidamente ignorado por su amigo George Bush), José María Aznar.

Esa terrible dictadura, que tanto inquieta a Aguirre, posee un sistema sanitario y educativo gratuito, tiene la esperanza de vida más alta del Tercer Mundo y la tasa de mortalidad infantil más baja de toda América Latina. Mantener esos parámetros, y mejorarlos, también supone crear riqueza. Pero esa riqueza, producida por los ciudadanos cubanos en medio de un criminal bloqueo, es superior a la que pueda originar España por una razón objetiva: se genera sin explotar a terceros países. ¿Existe alguna democracia”- de esas que la presidenta madrileña quiere para Cuba- que pueda decir lo mismo?

Doña Esperanza considera muy serio que la relacionen con terroristas y la llamen portavoz de aquellos. Si no coqueteara ni se reuniera, con los mafiosos de Miami cada vez que asoma su hocico por esa ciudad, nadie la acusaría de nada. Por otra parte, entiende como un honor ser comparada con los presidentes de Estados Unidos, es decir, con quienes arrojaron bombas atómicas contra ciudades indefensas y provocaron las guerras de Corea, Vietnam o Iraq que se han cobrado (aún siguen las cifras aumentando) la vida de millones de personas. Para esta señora, es honroso estar a la misma altura que los mayores asesinos del planeta. Dudoso honor.

Sobre la concentración anunciada, decía la nota de prensa de la Embajada cubana que “les duele que la Revolución Cubana cumpla 50 Años”. Ya lo creo que sí pero además de eso, la Revolución cubana también provoca dolores de barriga en Esperanza Aguirre, porque quien se pica, ajos come.

En la foto, trabajadores de la sanidad pública interpelan a la impresentable señora, que insiste en su política de privatizaciones neoliberales (quizás tenga de asesor a su socio Carlos Alberto Montaner), pese al derrumbe del capitalismo en todo el planeta

No hay comentarios: