martes, 7 de abril de 2009

Ucrania combatirá la crisis capitalista cambiando la letra de una canción


La representante ucraniana en Eurovisión, Svletana Loboda, anunció recientemente que el título de su canción “'Be my Valentine” contará con el título adicional “Anti-Crisis Girl” y cambiará la letra en la última estrofa del tema. En dicha estrofa la representante ucraniana pronunciaba la frase “pequeño eres estupendo, sé mi Valentino” y ahora la ha cambiado por “pequeño, puedo salvar tu mundo, soy tu chica anticrisis”. La cantante dijo que con el cambio pretende "abarcar un concepto de mujer anticrisis" (?). ¿Estaremos ante la fórmula ucraniana para salvar el capitalismo?

No sería nada extraño que el equipo de Víctor Yuschenko ande detrás de la maniobra, con la idea de insuflar un poco de optimismo a los ciudadanos que se manifiestan contra el Gobierno anaranjado, mientras que Yuschenko y su socia Julia Timochenko, limosnean euros- pretendiendo que otros paguen la factura del gas ruso y eviten la bancarrota de Ucrania-, en un momento en el que cada cual intenta salvarse como puede (que le pregunten si no, a los pesos pesados de la Cumbre del G-20, que quieren arreglar las cosas, fotocopiando un billón de papeles verdes). Los naranjitos entregaron Ucrania al capitalismo "salvador" y destruyeron la economía del país. La historia los enviará al lugar donde se arrojan los despojos.

Según las encuestas, Ucrania se encuentra alejada de los favoritos al triunfo en Eurovisión, y, lo que es peor: infinitamente alejada de la realidad mundial. La naranja ha madurado tanto que se ha podrido. Su único destino es el cubo de la basura, donde se encarroñan ya, el capitalismo y sus voceros. Dadas las circunstancias actuales (aquellas aguas, nos dejaron estos lodos), es probable que muchas “democracias” occidentales incluso estén dispuestas a reconstruir el muro de Berlín, ladrillo a ladrillo.