martes, 16 de junio de 2009

Cuba: Si te quieres desinformar, en “Granpa” te has de apuntar


Existe en Internet una página llamada Granpa que envía a teléfonos móviles registrados en Cuba, titulares de periódicos que no circulan en la isla. Basta con registrarse, dejando el número del móvil, y seleccionar los periódicos desde donde se quieren recibir los titulares, para que comience el bombardeo mediático dirigido al número facilitado.

Movido por la curiosidad, me dirigí a dicha página, donde me encontré un formulario para darme de alta. Efectivamente solicitan el número del teléfono, además de una contraseña por si deseamos cambiar los periódicos que envían la información. En la parte inferior de la página, existe un amenazante “Donar” muy cercano a imágenes de tarjetas de crédito.

A pesar de la amenaza crematística (¿a dónde irán a parar esas donaciones?), decidí seguir con el proceso de registro. Así pues, introduje un número y fui enviado a otra página donde surgieron los periódicos que nos dan a elegir (uno de ellos ni siquiera lo es), y que son únicamente tres (por lo visto, tres periódicos representan la opinión pública mundial), a saber: Cuba Encuentro, El Nuevo Herald de Miami y Penúltimos Días. ¡Menuda tríada de pájaros!

Si se trata del Cuba Encuentro editado en España (hay tantos chupatintas por ahí que uno duda), recordemos que recibe fondos procedentes del Gobierno de Estados Unidos, a través de National Endowment for Democracy, Instituto Open Society, Ford Foundation (lean CIA, así ahorran tiempo) y contribuciones del Instituto de Cooperación Iberoamericana. Objetivo: subvertir el orden socio-político cubano.

De El Nuevo Herald, versión servil de The Miami Herald, poco más hay que decir que no sepamos. Ese libelo, hace tiempo que arrojó a la basura cualquier sentido de la ética profesional; por tanto no es de extrañar que sus páginas citen al terrorista Posada Carriles denominándolo “militante” o “luchador” anticastrista, a pesar de que derribó un avión civil cubano, provocando 73 muertos y de estar reclamado internacionalmente por Cuba y Venezuela, para que responda por sus crímenes.

En cuanto a Penúltimo Días, ni siquiera es un periódico al uso. Se trata de una mareante mezcla de cosas, cuyos hilos son manejados desde Francia por la cubana, que dice ser escritora, Zoé Valdés.

Esas son las fuentes que enviarán a los teléfonos móviles cubanos, una información “libre y objetiva”… de extrema derecha, por supuesto.

En la foto, Zoé Valdés, jefa del “Eje del Bien”, eje que empieza en Francia y termina en Cuba (Yoani Sánchez)

4 comentarios:

Alana dijo...

El Blog de Alana
http://elblogdealana.blogspot.com/

Norelys Morales Aguilera dijo...

Para los que siguen desinformando sobre Cuba http://islamiacu.blogspot.com/2009/06/desinformando-sobre-cuba.html

JM Álvarez dijo...

Gracias Norelys

Alana:Los escritos de este blog son de libre difusión,puedes usted reproducir de aqui lo que desee

JM

Manchiviri dijo...

La Intervención norteamericana en la Guerra de Independencia de Cuba y los rencores colaterales

El periodista Will Weissert, en un trabajo publicado el “El Nuevo Herald”, bajo el título “Rencores por batalla de 1898 siguen vivos en Cuba”, pide que nos olvidemos del bloquebargo económico impuesto por el gobierno de los Estados Unidos al régimen totalitario de Fidel Castro y pretende demostrar que las consecuencias directas de lo que ocurre en Cuba provienen de la intervención militar yanqui en la guerra de independencia de los cubanos.

Weissert cita a un profesor de la Universidad de Carolina del Norte, llamado Luis Pérez, el cual dice lo siguiente: “…el episodio de 1898 afectó tanto las aspiraciones de los cubanos de controlar su propio destino que sigue teniendo un importante impacto en la sociedad cubana. Agrega que Fidel y Raúl Castro fueron un producto del malestar generado por la batalla de la Loma de San Juan, no los causantes de ese enojo…”

Discrepo con el Profesor Luis Pérez. Fidel y Raúl Castro no son un producto del malestar generado por la Batalla de la Loma de San Juan. Ellos lo que han sabido hacer es utilizar, en beneficio propio, los efectos históricos de la intervención norteamericana en Cuba.

http://manchiviri.blogspot.com/2008/11/la-intervencin-norteamericana-en-la.html