viernes, 26 de junio de 2009

Honduras: Fidel Castro pone contra las cuerdas a Obama y a la OEA


Fidel Castro ha afirmado que lo que ocurra en Honduras-, en referencia al enfrentamiento del presidente Manuel Zelaya con la cúpula militar, la justicia y el Congreso de ese país-, será una prueba para el presidente Barack Obama y la OEA. "Lo que allí ocurra será una prueba para la OEA y para la actual administración de Estados Unidos", dijo en un artículo publicado en Cubadebate, donde se solidariza con Zelaya.

El mandatario hondureño, acompañado por sus seguidores, logró sacar- sin oposición militar- de la base aérea “Acosta Mejía”, las urnas (que estaban retenidas) necesarias para realizar una consulta popular el próximo domingo, sobre una modificación de la Carta Magna. Antes, Zelaya había destituido al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, por negarse a acatar la orden de repartir dichas urnas y el material electoral.

Con su manifestación, Fidel pone contra las cuerdas la supuesta bondad democrática de la OEA, y sobretodo la de Obama si consideramos el comunicado realizado por el colectivo “Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras”, que señala a Washington como instigador del intento de golpe al denunciar (entre otras cosas) lo siguiente:

“Denunciamos la injerencia y participación del gobierno de los EEUU y su embajador en Honduras quién alertado de antemano de los hechos aquí denunciados abandonó el país, y llamó a los directivos del BM, el FMI y otras instituciones cercanas al gobierno norteamericano, a abandonar el país, con lo que demuestran su contubernio con las fuerzas golpistas.”

Ahora, la pelota está en el tejado de Obama. Veremos, definitivamente, cuál es su concepto sobre la democracia.

2 comentarios:

Manchiviri dijo...

Fidel Castro y el Ping Pong de Obama

La decisión del presidente Barack Obama de levantar las restricciones de los viajes y remesas a Cuba no supone entender nada en cuanto al levantamiento del bloquebargo. Se ha limitado solamente a dejar sin efecto unas restricciones impuestas por su antecesor en la Casa Blanca. Ni más, ni menos.

Es decir, Estados Unidos debe decidir si mantiene aislado al régimen totalitario de los hermanos gallegos Castro Ruz, o si por el contrario, en un gesto de magnanimidad, suspende todas las sanciones aberrantes e incompatibles con el sistema de mercado, para de esa forma acabar con el único lazo de unión entre el régimen totalitario y los ciudadanos de Cuba.

Gilgadu dijo...

Pido disculpas a otros lectores, pero no me convencen las opiniones de Manchivir'↑. Repite la línea malgastada de que Cuba está aislada y que allá hay un régimen totalitario. Aislado de la realidad está Washington y Wall St. ya que la ONU y hasta la moribunda OEA, exigen el fin al bloqueo, a las guerras en el Oriente Medio. No entraré en la polémica de lo que significa democracia o dictadura. En la Grecia de Pericles por ejemplo había una forma de democracia pero a la vez había esclavitud. En breve, USA no es en sí una democracia, la palabra ni se cita en su Constitución o en su Declaración de Independencia (es una república), además el pueblo no elige al Presidente, eso lo hace el Colegio Electoral, fundado en 1789. ¿Cómo alguien puede "pensar" que unas elecciones que cuestan cientos de millones acaso pueden representar realmente al estadounidense de a pie? La abstención ciudadana en las presidenciales (en las locales es aun mayor) con razón es más del 50%. ¿Cómo un gobierno se proclama como el más libre, mientras encarcela a más de sus ciudadanos (sic: pobres), y no-ciudadanos, que cualquier otro? Mientras invade más que cualquier otro, vende más armamentos, y despilfarra más energía. Un gobierno que se declara dadivoso pero en cuya nación la mortalidad infantil es mayor que en la "pobre" Cuba. En un país tan rico que hay más indigentes, sin techo, que en Cuba. Luego Manchi' teclea que las sanciones a Cuba no son compatibles con el sistema de mercado. ¿Y desde cuándo el dicho mercado es libre? Inglaterra en el siglo XIX, y anteriormente, proclamaba el mercantilismo a los cuatro vientos mientras que forzaba a China a consumir opio y a India para sembrarlo, también para proteger su industria textil de la de Dacca. En el mercado un ciudadano con 40 millones de dólares tiene más voz, demanda o planificación, que mil que ganan digamos $30,000 individualmente. Ni metámonos en la polémica de si dicho capitalista aporta más a la sociedad o si dicha fortuna o herencia es malhabida. El tal 1er mundo lo es al violar todos los sacrosantos dictados de la mano invisible o enferma del mercado en su trato al tal tercer, sea por proteccionismo, subsidios, fuga de capitales, robo de cerebros, invasiones, publicidad, intromisiones de todo tipo, etc. Para no encogerme ni mencionaré el papel nefasto que ha desempeñado el Fondo Monetario Mundial y el Banco Mundial. Por último, el anterior comentarista jura al implicar que el bloqueo es usado por el "régimen castrista" como una socapa para mantener su control sobre la pobre población cubana. Es decir, Washingtoon de bobo le ha hecho el jueguito a los ladinos Castros gallegos, en sí han sido cómplices... Extraño entonces que el penúltimo ha conspirado más de 600 veces para asesinar a Fidel... Tal alienación no tiene límite$ Holmes. Muchos/as que antes vehementes apoyaban el bloqueo, ahora decepcionados o de nuevo engañados ante la perdida del timo, se presentan como "dialogueros" flexibles y piden que se levante, con condiciones. En sí buscan, o esperan, una nueva estrategia para meter sus manos largas e independientes donde no les incumbe. Si Washington alberga verdadera voluntad reconciliadora, ¿por qué no empieza con liberar a Los Cinco héroes cubanos anti-terroristas e inocentes en vez de dejar libre bajo fianza al terrorista confeso y agente de la CIA Luis Posada Carriles? Quizá para fingir un "nuevo cambio" hacia su "patio trasero" es que los dirigentes en EEUU se han mostrado contra el golpe militar en Honduras... El giro genuino en Cuba se dio en 1959 al destituir la dictadura batistiana mimada por el tío samuel. Desde entonces han habido cosas buenas y malas (en ambas orillas), como cualquier obra humana, pero al pueblo cubano el imperio global no le perdona que hayan ejercido su soberanía y servido como buen ejemplo.