martes, 11 de agosto de 2009

A la caza de todo lo que huela a vasco


Para mí, que me siento honrado con la amistad de varios ciudadanos vascos, no resulta novedosa la información que publica hoy el diario GARA.

Mis amigos- ciudadanos corrientes y molientes- cuando viajan por el Estado español, comprueban que la gente los mira de mala manera cada vez que hablan en euskera, por lo que se ven obligados a comunicarse en castellano como medida precautoria, no vaya a ser que vuelva a darse otro "Caso Almería", sobretodo ahora que existen sospechas de que desde las altas esferas del poder, se pueda estar fraguando una nueva guerra sucia (¿dónde está Jon Anza?) debido a la impotencia de derrotar a ETA de manera exclusivamente legal.

Algunos consideran que esa disyuntiva, de hablar o no entre sí en el propio idioma, es consecuencia de la existencia de ETA, que enerva los ánimos de la gente, pero resulta que a principios del siglo XVIII, ya se reprimía la utilización del euskera como vínculo de comunicación en el terruño propio... y no existía ETA.

Hay quien considera (están en su derecho) que el problema de los vascos es sólo ETA. Yo creo que el problema de Euskal Herria es el colonialismo españolista que no tiene el valor, ni la dignidad de convocar una consulta democrática para que los vascos decidan su futuro. ETA ha venido a sumarse a un problema enquistado desde hace muchísimos años, es consecuencia de aquel.

A continuación, la información publicada en GARA. Que cada uno saque sus conclusiones:

Los hechos se produjeron el 30 de julio, poco después del atentado mortal contra dos agentes de la Guardia Civil en Palmanova (Calviá) y en unas horas en las que se impuso un impresionante cerco policial que incluía el cierre del aeropuerto de Palma. Según difundió ayer el movimiento pro-amnistía de Santurtzi, sobre las 15.30 tres vecinos de Ezkerraldea fueron retenidos en uno de esos controles cuando iban hacia Alcudia.

Uno de ellos lleva tiempo residiendo en la isla, y estaba pasando estos días de asueto junto a dos familiares. Han explicado que al entrar en Alcudia, localidad ubicada al norte de Mallorca, se toparon con ocho vehículos de la Guardia Civil. “Nada más ser parados le solicitan el carnet de identidad al conductor del coche, y al ver su procedencia les hacen estacionar en la carretera y realizan varios registros, tanto del vehículo como de los ocupantes”, narra el movimiento pro-amnistía.

Esta situación se prolongó “a pie de asfalto” durante dos horas, en los que la Policía comentó a estos tres vascos que simplemente se estaba comprobando su identidad. Sin embargo, tras ello fueron trasladados por la Policía Judicial a un cuartel de la Guardia Civil en la localidad de Pollensa, “donde se les procedió a realizar la ficha policial”, incluidas fotos, huellas y registros de ADN.

Los tres vecinos de Ezkerraldea permanecieron en comisaría cuatro horas. En la última de ellas, llegaron al lugar en un vehículo de la Policía Judicial dos personas para realizar interrogatorios individualizados y de unos quince minutos de duración. El movimiento pro-amnistía de Santurtzi explica que entonces “al tener una de las personas antecedentes penales, ya que es un ex preso político vasco, se les presionó y acusó de realizar la acción contra los dos guardias civiles, para pasar posteriormente a ser acusados de colaborar en la acción”.

Al final todo quedó en un mero susto desagradable. Los tres pudieron recoger sus cosas y marcharse. Pero el movimiento pro-amnistía lo califica como “la otra cara de Mallorca para los vascos” y anima a difundir estas actuaciones “para que no sean ocultadas ni silenciadas”.

4 comentarios:

Abriéndome dijo...

Yo estaba leyendo aquí porque vine del Cuestiónatelo todo hasta que he llegado a las palabras "colonialismo españolista".

Y entonces he seguido leyendo, pero la carcajada que he soltado la han debido de oír hasta en... hasta en Getaria, o en Donosti, o en Bilbo, que tiene nombre de personaje de Tolkien. Donde también tengo amigos vascos. Que me honran con su amistad igual que los madrileños, vamos. Unos más, otros menos.

Yo es que tengo otras historias sobre la realidad del conflicto vasco, oyes. Ese camión del padre de una amiga quemado no sé cuántas veces van ya porque se apellida Cortés, aunque ella es de familia vasca desde hace cinco siglos por parte de madre. Esa "una de mis mejores amigas" cuya familia se largó de Bilbo porque el padre es alto cargo de una industria automovilística y le pedían el impuesto revolucionario cada dos por tres seis. Esa imposibilidad de encontrar ningún cuaderno escolar para aprender castellano y tenerlo que comprar en Extremadura. Ese conocimiento de una realidad lingüística que no es tal porque la normalizaron, con la grafía castellana de la lengua opresora. Esos chavales de 27 años que piensan que Gijón está al lado de Barcelona pero a los que en las ikastolas les enseñaron que una parte de Francia les pertenece. Esos chavalitos a los que se les dan consignas para que digan que Fulanito les pegó con la porra, a los grandes luchadores por la liberación. Ese mirar para otro lado de ese gran partido de derechas que es el PNV cuando sus hijos hacen esas trastadas de pegarle un tiro en la nuca a un pobre tío. Ese chaval de la izquierda abertzale que me suelta el discurso del oprimido y me dice que matar es mucho mejor que la tortura, pero que lo de Ortega Lara no fue tortura, sino una acción reivindicativa.

La realidad del conflicto vasco. Yo es que oigo esa frase y comienzo a descojonarme desde el artículo. No sé si me hace más gracia lo de "realidad", lo de "conflicto" o hasta lo de "vasco".

Ah, pero será que yo vivo en Extremadura. Esa gran parte del Estado opresor.

Dieguin101 dijo...

Verguenza me da solo de leer estas cosas...Es que claro vivimos en un Estado represor, ultrafacista que colonizamos territorios y los tenemos oprimidos.
La falta de madurez, cultura y sobretodo de personalidad que denotan este tipo de escritos solo hace que me den pena...Para empezar amigo, no existe un odio hacia lo vasco, El odio que existe es hacia esa irracionalidad e incoherencia histórica que asesina a personas y k no deja vivir a la sociedad trankila.Tu dices que en siglo XVIII había "represión" contra lo vasco, yo te digo que en el siglo XIX a los vascos les importaba una leche la independecia, como les importa ahora a una gran mayoría.
A ver si dejamos de defender cosas cosas solo por autoreafirmarnos personalmente,xk primero hay k tener una amplitud de miras mucho más grande para hacerlo.

JM Álvarez dijo...

Eso tiene una solución señores:
Referendum.

Preguntense mejor por qué el Gobierno"democrático" central se niega a realizarlo

Saludos

JM

Jabiero dijo...

Comentario de "Abriéndome":

"Esa imposibilidad de encontrar ningún cuaderno escolar para aprender castellano y tenerlo que comprar en Extremadura."

Leo los comentarios y me encuentro las mismas "hijo putadas" (dicese de lo que hacen y dicen los hijos de puta) de siempre. Yo, que soy tan extremeño como vasco, de sangre por un lado, de nacimiento y vida por el otro, siento asco cada vez que leo las mismas mentiras por parted de personas que ni siquiera han pisado mi país, Euskal Herria. Me eduqué en la escuela pública, y todos mis libros eran en castellano excepto uno, que apenas pude llegar a comprender dada la pobre educación euskerika del modelo A... y tengo que aguantar a toda esta panda de hijos de puta que hablan todos de oídas.
Sobre lo demás que dice el mismo payaso solo hay que quedarse con la frase inicial para ver de qué pie cojea, el hijo de la gran puta:

"Bilbo, que tiene nombre de personaje de Tolkien"

Y New York de canción de un musical de Brodway, no te jode...

a cascarla