lunes, 26 de octubre de 2009

La operación de la Guardia Civil que "desarticuló" Falange y Tradición, hace honor a su nombre

Las Agencias de noticias informaron el 23 de octubre, que la Guardia Civil había desarticulado al grupo de extrema derecha Falange y Tradición, durante una operación desarrollada en Navarra e Irún, que finalizó con la detención de cinco miembros de esa organización fascista. Con dicha operación, Madrid pretende hacer creer que actúa contra todo tipo de violencia, pero para los que conocemos el paño, resulta impensable que los órganos del poder real, vayan a arrancar la raíz ideológica de la que brotó el régimen actual.

Exceptuando el periódico Gara (que sólo pudo facilitar dos nombres completos), prácticamente el resto de medios se limitaron a citar el número de detenidos, o sus iniciales, algo que contrasta con otras situaciones donde los apresados son independentistas vascos revolucionarios, comunistas revolucionarios o anarquistas quienes son presentados con todo lujo de detalles. Es necesario exigir que faciliten sus nombres, ver sus rostros, saber dónde viven y con quiénes se codean. No hacerlo, además de ser un agravio comparativo, constituye un peligro para la sociedad, pues esta gente suelen ser los autores de palizas a inmigrantes, o incluso de quemar vivos indigentes, a veces con resultado de muerte.

Al hilo de esta cuestión, Socorro Rojo Internacional (SRI) reporta en su página Web los datos y curriculum de Javier López Monreal, detenido en Orkien. Además, SRI informa que en la red de Facebook hay una foto de un individuo con ese nombre, que está enlazado con un concejal del PP y otros sujetos que aparecen con la bandera franquista roja y gualda. En SRI no publican la foto porque tienen la dignidad, de la que carecen otros, de reconocer que no están seguros de si se trata de la misma persona.

Por otra parte, raya lo esperpéntico que la Guardia Civil de por finalizada la operación y diga que ha desarticulado al grupo, cuando siguen libres al menos cinco miembros (hay testigos oculares que vieron a diez personas subir al monte Ioar, donde escribieron sus amenazas). La que llaman Benemérita se contradice informando que va a investigar posibles conexiones en otros lugares del Estado, pues si realmente lo van a hacer (cosa que dudo), ¿por qué anuncian que el grupo ha sido finiquitado? En otro orden de cosas, la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, declaró que en España se combate el delito "venga de donde venga". Le tomo la palabra. Que rastreen la dirección IP de un lector del periódico Diario de Sevilla, que comentó las detenciones de esta manera:

“andalú de pura cepa 23.10.2009, 22:22

¿Dónde hay que ingresar el dinero de la fianza para liberar a estos temibles fachas? Yo estoy dispuesto a pagarla, si es que la imponen. Con 1.000 como estos se acababa la porquería en este puñetero país, que se está convirtiendo en el puticlub de Europa y en el hazmerreír del mundo”

Mucho me temo que la “Operación Quimera”- haciendo honor a su nombre- va a quedarse en eso: una quimera destinada al consumo de los más ignorantes, que son los que aún creen que en España se combate el delito de igual manera, “venga de dónde venga”.


2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Ya se sabe que todos somos iguales, pero unos son más iguales que otros. Los demás somos desiguales y, por lo tanto, culpables. ¡"poh nostaclaro ni ná"! Irún es un peligroso nido de niños ultras nacionalespañolistas. Da hasta miedo.

Anónimo dijo...

"La operación de la Guardia Civil que "desarticuló" Falange y Tradición, hace honor a su nombre"

http://meneame.net/story/operacion-guardia-civil-desarticulo-falange-tradicion-hace-honor