sábado, 10 de octubre de 2009

Reflexión de Fidel Castro sobre un cadáver llamado dólar


El jueves pasado publiqué una entrada en el blog titulada “El dólar, válido para empapelar paredes".En el mismo me hacía eco de una noticia publicada en el rotativo The Independent donde, entre otras cosas, citaba la debilidad del dólar y que países muy importantes realizan maniobras destinadas a desprenderse, paulatinamente, de sus reservas de fotocopias verdes estadounidenses (hacerlo de otra manera significaría un suicidio económico) para sustituirlas por otras divisas.

La cuestión no es baladí, hay muchos que le están viendo las orejas al lobo, un lobo en forma de Tío Sam, predestinado a desaparecer. Esperemos que lo haga solo, y no pretenda arrastrar consigo a nadie, al cementerio de la historia.

En ese sentido, recojo esta reflexión de Fidel. Es magnífica, clara y sencilla para aquellos que aún no son conscientes de lo que se avecina. Su título es más que significativo:" Las campanas están doblando por el dólar"

1 comentario:

Cherno dijo...

muy buen artículo.