lunes, 25 de enero de 2010

Desencuentros entre Zoé Valdés, Yoani Sánchez y el “Pájaro Tieso” de Barcelona


La tríada bloguera que formaban, La Habana, Barcelona y París, o sea, Yoani Sánchez, Ernesto Hernández Busto y Zoé Valdés, feneció. Cuestiones de celos, afanes protagonistas y la maldita billetera, propiciaron el óbito. Todo comenzó cuando la jefa parisina, criticó el exceso de personalismo de Yoani Sánchez Cordero y Ernesto Hernández Busto vetó a Zoé en su blog. La cubana de París hizo lo propio con él y, además, lo motejó como "El pájaro tieso". Si esta clase de gentuza ha recibido premios literarios, que no pierdan la esperanza aquellos que carecen de padrinos.

Sobre la “dolorosa ruptura”, reproduzco (resumido) un escrito, en tono jocoso, que José Varela- cubano residente en Miami y ex caricaturista del diario El Nuevo Herald de Miami- redactó en su blog. Varela, que se considera refugiado político, tiene la honestidad de denunciar la mentira del sueño americano, y es contrario a las aventuras bélicas de Estados Unidos, lo cual le ha acarreado algún que otro problema que no viene a cuento citar. El que pueda, que disfrute de este relato "vareliano", publicado el pasado 22 de enero.

“En la blogosfera cubana hay todo un lenguaje corporal de los blogs. Hay guiños. Coqueterías. Celos. Disgustos. Riñas de bar. Ataques solapados. Alianzas contra otros. Cruces de bandos. Traiciones. Sacaderas de trapos sucios. Casamientos. Tarros. Divorcios. Y duelos.

Por ejemplo, el blog mío ha sido el más movido de la blogosfera. Al principio la gente fue un poco reacia a enlazarme porque yo era (...) popular pero conflictivo (...). Luego casi todo el mundo fue haciendo link con mi blog porque le gustaba mi jodedera. Y después me fueron quitando cuando mi jodedera ya les tocaba sus zonas álgidas.

Una de ellos fue la Sra. Sánchez Cordero que me siguió por Twitter y hasta me pidió una caricatura por e-mail, que le envié, pero a raíz de mi bronca con Penúltimos Días (se refiere al guirigay digital de Ernesto Hernández Busto), me borró de todos sus enlaces.

Ahora Zoé Valdés ha borrado de su sitio los blogs de Ernesto Hernández Busto y la Sra. Sánchez Cordero (...). Desde que ella comenzó a criticar a la Sra. Sánchez Cordero, se sentía la tensión entre esos aliados. El pillo de Internet (se refiere a Ernesto Hernández Busto) comenzó a dejar pasar comentarios ofensivos contra la escritora (...). Ernesto quedó concentrado en Zoé (...) porque es obsesivo, soberbio y rencoroso. A la reposta la escritora (...) le tituló El pájaro tieso. Cualquier otra cosa Ernesto la hubiera asimilado, menos el choteo.

Confieso que ése ha sido el mejor nombrete que le han puesto en toda la blogsofera cubana (...). Es que uno mira a Ernesto y es eso, una urraca parlanchina posada - electrocutada - en un alambre. (...) ya la guerra estaba declarada. (...) Es obvio que todo se disparó por diferencia de conceptos sobre la Sánchez Cordero. Nada más torpe. Criticar a la Sánchez Cordero se ha vuelto una herejía en la web (...). La Sra. del Sector Plaza, piso 14 (se refiere al domicilio de Yoani) no es criticable desde ningún ángulo, es mejor que la incluyan en el triángulo de la bandera.

Nuestra blogosfera se ha vuelto un Toledo inquisitivo del medioevo. (...) Ernesto (...) un ridículo e improvisado con una bitácora de enlaces sobre Cuba en Barcelona, pidiendo donaciones. Olviden la bobería de la blogosfera cubana que aunque en plantilla son como mil blogs no pasan de una decena.”

En la foto, Ernesto Hernández Busto, motejado con toda justicia (sólo hay que verle la jeta),como "El pájaro tieso"

1 comentario:

Marianí dijo...

No es un secreto JM el nivel intelectual y sobre todo ¡moral! que caracteriza a estos "cubanos" (porque nacieron en Cuba o tienen padres cubanos), que viven en el "exilio" y "tratan" de desvirtuar la Revolución Cubana, que es ya ¡Patrimonio de la Humanidad! y un faro de dignidad que alumbra nuestro camino hacia la construcción de un mundo mejor.

Como siempre sucede entre estos personajes, que se mueven en ambientes de celos, intrigas, envidias y avaricia, los zarpazos por la mejor presa no se hacen esperar, brindándonos estos patéticos espectáculos.

Felicitaciones por tu entrada, muy muy buena.

Un abrazo