lunes, 18 de enero de 2010

El ex ciclista profesional Jesús Manzano, denuncia el fraude deportivo español


Desde hace años, los medios informativos del Reino borbónico ensalzan los logros del deporte español.”Somos los mejores”, es la consigna. Al parecer, pocos superan a España en fútbol, atletismo ciclismo, baloncesto, balonmano y, si hace falta, incluso al dominó. Si un país denuncia que en España el dopaje es habitual, responderán que se trata de envidia, o echarán mano de la socorrida “leyenda negra”. Eso es lo que venden a un pueblo ensoberbecido por el engaño, que vive apasionadamente… los embustes. A pesar de que existen deportistas honestos en todos los lugares, el dopaje es inherente a un mundo que dejó de ser deportivo-, salvo honrosas excepciones- para convertirse en otra cosa, y España no iba a ser la excepción.

El ex ciclista Jesús Manzano, ha declarado ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, en Lausana (Suiza), que en el equipo ciclista al que perteneció, todos se dopaban, porque, o se prestaban a ello, o eran expulsados. Al respecto, apuntó que “era un sistema de dopaje generalizado, organizado (…) en Italia, tuvieron que sacrificar a Iván Basso, en Alemania, a Jan Ullrich, pero nosotros somos un país de charanga”. Manzano ha metido el dedo en la llaga prohibida. El artífice de la maraña fue el doctor Eufemiano Fuentes. Por su centro madrileño (nada secreto) pasaron -según el periódico italiano Il Jornalee- futbolistas, tenistas, atletas, y ciclistas. Es difícil no comparar la musculatura del Nadal que lo ganaba todo, con el actual que perdió dos tallas y el número uno.

Al hilo de la cuestión, leí varios comentarios de lectores en el portal digital 20minutos, la mayoría negativos. Expresiones como “muerto de hambre”, “chivato” o “animal maltrecho” eran dirigidas contra el ex ciclista. Curioso: descubren que son objeto de una burla continuada y, sin embargo, se aferran a ella. Esas personas deben ser las mismas que, enajenadas, aplauden la represión generalizada, ignorando que también son, o serán, sus víctimas. Jesús Manzano, ha tenido el valor de denunciar las miserias de lo que llaman deporte, dejando en evidencia a los medios que cantan las excelencias del “milagro deportivo” español, conocedores, en muchos casos, de lo que hay detrás de aquel, una táctica útil para evadir mentes y ocultar la auténtica dimensión del desastre económico que padece el país. Para contar mentiras, sí que son los mejores.

6 comentarios:

Repolludo dijo...

Sorprende una denuncia de este tipo viniendo de un agitador comunista. No será necesario que le recuerde las aberraciones a las que el bloque oriental sometía a sus deportistas.
Saludos revolucionarios.

Juli Gan dijo...

Desgraciadamente se han hecho aberraciones médicas en nombre de la gloria deportiva. A todo el mundo le parece una barbaridad que antíguamente se subieran puertos de montaña a base de dar lingotazos a una bota de vino, pero desde que la palmara Tom Simpson en Mont Ventoux en el toue del 67, muchos directores deportivos miraban para otro lado. ¿Que a Perico Delgado estuvieron a punto de quitarle u tour por una desavenencia entre las suatancias prohibidas de la UCI o del COI, o que Induráin dejara el ciclismo antes de que a su director médico, Sabino Padilla, le pillaran dándole sustancias a Gurpegi, pues es bastante llamativo. Y sí que es curioso que Nadal, el tenista, ya no sea el toro que era antes y que haya perdido su ¿poción mágica que lo hace invencible? Pero más triste es que muchos lo nieguen y sigan ciegos... y pongan a parir a éste ciclista arrepentido.

Jose Luis Forneo dijo...

Repolludo, claro que hace falta que argumentes tus acusaciones (si es que tienes algun dato y no lo dices porque te lo ha dicho papa -o la tele, que para ti sera lo mismo-).

El deporte español es un desastre, aunque a los que tienen una vida vacia y necesitan llenarla con los partidos de la tele y el triunfo de equipos nacionales como si fuera un triunfo propio -mientras te quitan derechos en el trabajo o directamente te mandan al paro- supongo que les da igual. Al fin y al cabo, ¿porque no drogar a los deportistas para que ellos tengan su dosis tambien?

Repolludo dijo...

Sr. Forneo, no me lo pone usted muy difícil. Busque información sobre Heidi Krieger o Petra Schneider.

JM Álvarez dijo...

Repolludo:

No será necesario que le recuerde las estratosféricas atletas de Estados Unidos que murieron- ya retiradas pero jóvenes-de repente.

Saludos revolucionarios

Anónimo dijo...

Manzano es tan corrupto y antietico como todos sus companeros que aceptaron doparse. En mi opinion una persona de poca credibilidad.

Segun el mismo refiere pago en varias oportunidades para obtener dosis de estimulantes.