jueves, 14 de enero de 2010

¿Para qué llevaron a Peio Olano ante un juez?


Dicen que ETA trató de matar tres veces a Aznar con un misil y Peio Olano, vecino de Lizartza, era el que trasladaba el pesado artefacto como si de la cesta de la compra se tratara. Por lo que sabemos, Peio lo guardaba, lo sacaba de paseo y lo volvía a guardar en un local municipal del que tenía la llave, sin que nadie lo viera trasteando por allí.La Guardia Civil, para matar tres pájaros de un tiro, dice que el misil etéreo que nadie vio, estuvo oculto cuando la alcaldía era de Batasuna y después del PNV(como puede apreciarse, en la investigación no se salvan ni los vascos"buenos")

Pero el destino de Peio estaba marcado desde que tuvo un enfrentamiento con la actual, e ilegítima, alcaldesa del pueblo, Regina Otaola, cuando en 2007 fue denunciado por aquella de proferir amenazas de muerte contra ella, extremo negado por la Ertzaintza, presente en el altercado. De poco le valió a Olano: fue condenado a dos años de cárcel. Peio es un vasco revoltoso.

Ahora, tras su última detención, el juez Marlaska lo ha enviado a prisión, aceptando la versión policial, e ignorando la del imputado que ha negado todas las acusaciones, denunciando, además, haber sufrido torturas. Marlaska se ha limitado a ratificar lo que dice la Guardia Civil que ha dicho Olano, y se ha quedado tan pancho. Sobre las torturas no se ha pronunciado, pese a que el Estado español es acusado, internacionalmente, de su aplicación cotidiana. Un detalle significativo a tener en cuenta: cuando los miembros de ETA son apresados, siempre asumen su condición de militantes de la organización, el propio ministro del Interior reconoce que “ETA nunca miente”. Olano lo niega todo, pero ya saben: es un vasco problemático.

Un misil, dos misiles, cien misiles dando vueltas por la calle como si fueran pelotas de tenis... no sería de extrañar que un día de estos nos sorprendan acusando a cualquier disidente-con tal de enviarlo a la trena-, de esconder en su domicilio un cazabombardero de última generación. No somos tontos. Si lo único válido es lo que dice la policía, ¿para qué se molestan en hacer el paripé de llevar a Olano ante un juez?. La Judicatura española tiene como fin alcanzar los objetivos que le son impuestos, igual que las empresas.

En la foto, José María Aznar en el pueblo de Lizartza, lugar donde Peio sacaba a pasear, como Pedro (nunca mejor dicho) por su casa, el invisible misil con el que ETA iba a asesinarlo. De risa.

4 comentarios:

Juli Gan dijo...

Esto es lo de siempre: Acoso y derribo. Si el Estado acusa, échate a temblar, aunque seas inocente.

JM Álvarez dijo...

Juli:

En la democracia burguesa todos-menos "ellos"-, somos terroristas.

Y encima van a otros países a recriminarles la "falta de libertades"

Aithor7 dijo...

Lo de que ETA tenia misiles para atentar contra Aznar es verdad es más ellos mismos lo reconocieron en una entrevista reciente.

Que este hombre los llevase de paseo y tal... Pues asi funcionan las autoridades del regimen español, unos consiguen autoinculpaciones mediante la violencia y el terror ejecidos durante el ( legal ) periodo de incomunicacion, y los otros ejecutan lo que les piden.

Este no es el primer caso y desgraciadamente me temo que no sera el ultimo.

JM Álvarez dijo...

Aithor, usted habla con propiedad

Saludos