viernes, 7 de mayo de 2010

Cada día, llaman más la atención las perlas de la "intelectual" Yoani Sánchez

Como todos saben, en la entrevista que Yoani Sánchez concedió a Salim Lamrani, la bloguera cubana respondió lo siguiente sobre la dictadura de Batista:

“El régimen era una dictadura pero había una libertad de prensa plural y abierta”

Lo que si rectificó:

Tras la metedura de pata reconoció-, contradiciéndose- que sí, que había censura, y "muertos al final".

Lo que no rectificó:

Utilizar el término “muertos” sin concretar, ni siquiera citar “miles”, supone un intento interesado de derivar la cuestión hacia algo indefinido, confuso, para que el lector pìense en unos "pocos de muertos": dos, tres, quizás cien. Se trata, pues de suavizar el asunto, con el objeto de demonizar a terceros.

Pero no hay nada que suavizar. Hubo más de veinte mil muertos oficiales. Un genocidio similar al de Argentina. Y no lo digo yo. Lo dijo el periódico de la época que encabeza esta entrada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, la dictadura de Batista fue terrible para los cubanos, se suprimieron todas las libertades, se asesinaba, se torturaba, se violaba, se despojaba a los campesinos de lo poco que tenían, se llevó al pueblo a una situación insostenible. Ha sido una etapa negra en la historia de Cuba. Por eso se hizo una Revolución, para terminar con todo eso, y que el pueblo volviera a disfrutar de la libertad y los derechos que merecía y merece. Pero pasó lo que pasó, la Revolución se convirtió en estancamiento, en supresión de libertades. Es verdad que no se tortura a nadie, ni se asesina, pero sí falta libertad, y mucha. Aquello tiene que cambiar, por el bien del pueblo cubano, que no merece pasar las penurias que pasa, por la obsesión de un grupo de octogenarios por no perder el poder, y perpetuarse indefinidamente en él. Cuba necesita democracia, participación y libertad, conservando lo bueno que trajo la Revolución, y sumando lo que los cubanos, independientemente de su ideología, puedan aportar en total libertad para mejorar su país.

J.P. Requena dijo...

Ciertamente, Cuba debe cambiar, pero para reforzar el socialismo tras la eliminación del bloqueo y sin la injerencia de países terceros ni los herederos batistianos.

Por otro lado, los medios de (in)comunicación y/o (des)información son expertos en maximizar lo absurdo y minimizar las masas.

Anónimo dijo...

Precisamente creo que el error de la Revolución ha sido diluir al individuo en ese concepto :masas.
Coincido en que el cambio debe ser entre cubanos, sin injerencias, y da igual como lo llamen, pero que traiga ya la libertad y la prosperidad que el pueblo necesita y puede crear con su esfuerzo si se lo permiten, tanto su propio gobierno como el bloqueo.
De momento, no me gusta lo que veo, gente que no puede decir lo que piensa sin que hordas organizadas intenten silenciarlas, gente que se muere en huelga de hambre, el pueblo sufriendo necesidades, detenidos y condenados a penas de hasta 25 años que no han cometido delito alguno, en fin, que tiene que cambiar, y cuanto antes mejor.

Anónimo dijo...

Vamos a ver, lo que hay en Cuba se llama DICTADURA, y si la robolución tuvo algo bueno, ya nadie se acuerda, ahora lo que hay es hambre y miseria, gracias a Fidel y a su hermanito.