domingo, 23 de mayo de 2010

Muy bien, Bruno. Al fascismo ni un tantico así ¡nada!

En una entrevista concedida por canciller cubano Bruno Rodríguez al diario progresista de opereta bufa, Público el periodista entrevistador mencionó la situación de cierto personaje que, pese a estar en huelga de"hambre y sed", durante 90 días, charla por los codos desde el lecho del dolor.

Pregunta del junta-letras de Público:

¿Se empuja a la muerte? Fariñas ha hablado y dice muy claro por qué está en huelga. Nadie pone esas palabras en su boca.

Respuesta del canciller cubano:

No sé si conoces a algún preso español político de cualquier naturaleza que haya sido excarcelado por razones de salud como lo fue Fariñas, y el acceso a los medios que tiene este señor. Hay muchas maneras de poner palabras en la boca de la persona. Hay un diseño político de financiación y aliento a la subversión. El Gobierno de Obama destina más de 20 millones de dólares anuales a financiar a estos grupos. La ley española sanciona la figura del agente de una potencia extranjera. Nadie podría venir aquí, trabajar para una potencia extranjera y tratar de cambiar el orden constitucional. Y eso que España no sufre un bloqueo. Vivimos en condiciones especiales en Cuba que comprometen nuestra seguridad. No hablamos de una oposición legítima autóctona sino de agentes de una potencia extranjera. Con [Orlando] Zapata hicimos todo lo posible por evitar un desenlace fatal, que lamentamos. Ningún Estado responsable puede aceptar actuar en condiciones de chantaje.

La respuesta del canciller cubano es un puñetazo en pleno rostro a esa España que vende humos democráticos, "preocupándose" por mercenarios allende los mares, mientras mantiene centenares de presos políticos en sus cárceles en condiciones infrahumanas.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Este personajillo de pacotilla, el tal Bruno, es uno de los mayores lamedores de culo que haya habido nunca en Cuba. Además de sus evidentes lagunas mentales, muestra un masoquismo total, es un siervo fiel de los dictadorzuelos cubanos, así que lo que este subnormal diga, me lo paso por el forro. Representa a un dictador, así que su credibilidad es 0.

Anónimo dijo...

Pero, sin ánimo de ofender a nadie, ¿quién se va acreer nada que venga de los dictadores cubanos, o de sus lacayos??? Este sujeto es un lacayito más, hasta que le deje de caer en gracia a los hermanitos Castro, y lo manden a hacer puñetas, como hacen con todos. Todo el mundo conoce lo que paa en Cuba, y sabe la verdad de las cosas, por tanto lo que digan estos subalternos de pega no merece ni ser escuchado. Ya se sabe lo que va a decir, llevan 50 años repitiéndolo, solo que ahora ya nadie les cree sus patrañas.

Anónimo dijo...

Los únicos FASCISTAS de esta historia son los dictadores cubanos, entérese.

Anónimo dijo...

JAJAJAJA, si este Bruno lo que da es risa. Parece idiota el pobre, y hay que serlo para prestarse a dar la cara en el exterior por unos dictadores que no se atreven a salir de su país, no vaya a ser que los trinquen. Da lástima este infeliz. Por supuesto que no le creo ni los buenos días, lo que dice es porque se lo han mandado unos dictadores, no puede decir nada más, o se le terminan las saliditas de Cuba.

Anónimo dijo...

Este tal Bruno, además de ser un peón de los dictadores, es un mentiroso y un cínico, anda diciendo que el sistema penitenciario cubano es el más humano del mundo, y resulta que hay gente presa en condiciones pésimas, durante 25 años, por querer un cambio político en el país, sin haber cometido delito alguno, con la población penal más alta de latinoamérica, y con los presos enfermos y muriéndose de hambre. Hay que ser cínico y facha para decir esas sandeces que nadie cree, y quedarse tan ancho el tío.

Anónimo dijo...

Cojonudo el chiste, JM. Le ha quedado genial. Es para partirse de la risa, con el lameculos de Brunito el tonto.
Mis felicitaciones para usted, no imaginaba que su humorismo fuera tan bueno!!!!

Anónimo dijo...

Pero vamos a ver, es que acaso el peoncillo de un dictador tienen alguna credibilidad para alguien??????

Anónimo dijo...

Mientras más le miro la cara al tal Bruno, más risa me da. El pobre, con esa carita de bueno, teniendo que defender a una dictadura a través de mentiras. Este dura menos que un merengue en la puerta de un colegio, si no, tiempo al tiempo.

Un visitante del blog dijo...

Guillermo Fariñas es un farsante bien conocido desde hace muchos años. Debe dejar de ayunar, pero así como su ayuno es voluntario también tiene que suspenderlo de manera voluntaria. Ni el gobierno cubano ni nadie en el mundo puede obligarlo a comer o a dejar de comer. Los acuerdos internacionales consideran la alimentación forzada como una intervención indebida en la voluntad de los individuos. Lo que sí debe hacer el gobierno cubano --y lo está haciendo-- es respetar los derechos humanos de Fariñas y brindarle los cuidados médicos que requiera. Debe insistirse en que no son los gobernantes cubanos, sino los contrarrevolucionarios de Cuba y del extranjero pagados por Estados Unidos, los que están manipulando a Fariñas para que mantenga su ayuno, del mismo modo que manipularon con dinero y psicológicamente a Orlando Zapata y a su familia para que el preso prolongara su huelga de hambre hasta que el debilitado organismo de Zapata no resistió más. La gusanera, como no tiene héroes, fabrica mártires CUESTE LO QUE CUESTE. No les importa jugar con vidas humanas. Estados Unidos utiliza a títeres como Fariñas y Zapata, pero hay gusanos bien pagados a los que nunca veremos arriesgar sus vidas. Para saber a quiénes me refiero, recomiendo ver el documental sobre Zapata que hay en el canal de YouTube de CubaDebate (http://www.youtube.com/watch?v=gN6Sr78TDM0).