domingo, 23 de mayo de 2010

A vueltas con el Krahe

Como recordarán, el cantautor Javier Krahe va a ser juzgado por un delito contra los sentimientos religiosos por su implicación en un video de humor donde se explicaba cómo "cocinar un Cristo para dos personas"-

Al respecto, ha llegado hasta mí la genial reflexión de un lector, la cual reproduzco con sumo gusto:

¿Cómo puedes no creer-, como Krahe- en un hijo nacido de una madre virgen que tiene poderes y convierte el agua en vino y multiplica panes y peces? O sea que, según nuestro odenamiento legal vigente, es punible decir que la resurrección de los muertos, la multiplicación de los panes y los peces, el nacimiento virginal, andar sobre las aguas o abrir por la mitad el Mar Rojo son mentiras para críos además de soberanas gilipolleces. Y ahora toda esta gente se ofenden por cocinar a un personaje al cual ellos se comen todos los domingos,su cuerpo y su sangre. Vampirismo y canibalismo,todo en uno.

Pues no lo entiendo. Los curas y los "creyentes" se lo comen crudo durante la misa y nadie dice nada ¿Que es por cocerlo? ¿Y haciéndolo en adobo?

Locos, estamos locos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Igual es que no les gustó demasiado esta letrita que les dedicó el Krahe:

La otra tarde en una iglesia
que era fiesta de guardar
me dio un ataque de amnesia
no podía recordar
a quién coño fui a rezar
yo que siento por Jesús
¡Repelús!

Imaginad mi problema
cualquier otro si mi fé
con seguridad blasfema
o se va a tomar café
pero yo no flaqueé
no podría estar allí
porque sí

“he perdido la memoria
-le expliqué a un santo varón-
eche una jaculatoria
o un salve a mi intención
tengo un lío del copón
no comprendo, ay de mi,
qué hago aquí”

“Calma -me dijo el beato-
por mi honor de sacristán
rezaré a san cucufato
y tus recuerdos volverán
o sus huevos sufrirán”
Y le ató al pobre un cordel
¡qué cruel!

Recuperé por entero
Gracias a su intercesión
La memoria y un mechero
Que no entraba en la oración
¡eso si que es devoción!
Le quedaba además
Mucho gas

Le di lumbre a un monaguillo
Y una hostia al sacristán
Y les vacié el cepillo
A san Cosme y san Damián
Recordando que mi plan
Era entrar a aquel lugar
¡A robar!

Tú que nunca vas al templo
Tú que estas en el error
Toma de mi historia ejemplo
Rectifica, pecador
Y recorre sin temor
Los caminos del señor
¡Sí señor!

En fin, espero que todo acabe bien para Krahe y estos fundamentalistas católicos se queden "a dos velas". A Dios rezo por ello...

Salud

raf dijo...

Magníficos versos. Gracias, Krahe.