martes, 29 de junio de 2010

Murió un criminal en Miami

Murió Sixto Reynaldo Aquit Manrique, alias “el Chino Aquit”, socio del viejo terrorista Posada Carriles. Murió un criminal cuya última actividad (viejo y enfermo, no podía jalar ya de pistola) fue hacer el payaso en Orlando manifestándose contra la actuación de Silvio Rodríguez en esa localidad. Residía en Miami y pese a ser un terrorista convicto y confeso, contaba con el plácet de las autoridades “democráticas” estadounidenses.

Condenado en Cuba (causa 155/62) a 20 años de prisión, se fugó en 1966, pero fue capturado de nuevo, y quedó en libertad en 1974. Abandonó la isla en 1980, para instalarse en Miami. En 1992 se integró al “Ejército Nacional Cubano de Liberación”, participó en varias acciones terroristas y planeó atentar contra Fidel Castro. En 1993 atacó con fuego de ametralladoras al buque de bandera chipriota “Mikonos”, cerca del puerto de Matanzas.

Aquit fue sorprendido con las manos en la masa, cuando se disponía a atentar contra la sede en Miami de la Asociación de Trabajadores de Cuba, lugar donde estaban almacenadas veinte toneladas de alimentos y medicinas que la Cuarta Caravana de los Pastores por la Paz enviaba a Cuba. Condenado a cinco años de prisión, no pisó la cárcel. Dos de los años los pasó en arresto domiciliario, y tres bajo palabra de ser un “viejito bueno”. La tierra nunca será leve para bestias sanguinarias.

No hay comentarios: