domingo, 25 de julio de 2010

Así es Luis Alfonso Hoyos representante colombiano en la OEA, el que hace" llamamientos a la ética y la moral"

Tomado de anncol

Mientras el embajador de Colombia Luis Alfonso Hoyos, con su característico lenguaje de mafioso se rasgaba las vestiduras y apelaba “a la ética y la moral” para montar el show de la OEA contra Venezuela, exhibiendo un ridículo montaje de fotos sin identificación y de campamentos guerrilleros ubicados por coordenadas de mapas Google, fallos de la Justicia colombiana demuestran sin mentiras ni montajes, que éste personaje como su “Patrón” es un verdadero pícaro y sin moral, que ha estado en múltiples ocasiones vinculado a “torcidos” y desfalcos del erario público de Colombia.

Por esta razón, la Sala Plena del Consejo de Estado lo inhabilitó de por vida para ejercer cargos de elección popular en Colombia, al haber violado el régimen de incompatibilidades y gestionado en nombre ajeno, asuntos administrativos ante las entidades públicas.

Asimismo, según una nota difundida por la página en Internet del canal Telesur, otra de las causales que originó la inhabilitación del ex congresista colombiano fue la indebida destinación de dineros públicos. Y con ponencia del Magistrado Alberto Arango Mantilla, la Sala le negó en 2006 el recurso extraordinario de revisión contra la sentencia del 8 de agosto de 2001, proferida por el mismo tribunal.

Hoyos trató de revertir el fallo a través de una tutela interpuesta ante la Corte Constitucional, pero este intento fue en vano. El alto tribunal Constitucional le dio la razón al Consejo de Estado, y Hoyos agotó las instancias a la cuales recurrir.

Según se comprobó el pícaro embajador colombiano ante la OEA Hoyos, estuvo vinculado directamente en el famoso cohecho de la reelección de Uribe Vélez, mientras se desempeñó como director de la red de solidaridad social.

También la Procuraduría General de Colombia por decisión, la Procuradora Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa, Alba Cristina Grueso Sánchez, consideró que el “pícaro” Hoyos, no acató lo ordenado en la sentencia T-025 de 2004 de la Corte Constitucional, ni los requerimientos de la Procuraduría General de la Nación en cuanto a la ayuda humanitaria y de alimentación, y administración del Registro Único de Población Desplazada, RUPD.

Como se ve claramente; toda esta patraña guerrerista contra Venezuela orquestada desde el gobierno agonizante de Uribe Vélez y apoyada por el chileno Insulza, busca hacer en un viaje dos mandados: Tender una cortina de humo y tapar las acusaciones directas del jefe del DAS (servicio secreto-terrorista colombiano) contra Uribe Vélez por el espionaje a la Corte Suprema de Justicia, y servirle en bandeja de plata un pretexto al Gobierno de USA, para que agreda (incluso militarmente) a la revolución bolivariana que avanza en Venezuela. Como decían los emperadores romanos Divide et Impera