jueves, 15 de julio de 2010

Declaración de Alfonso Cano, Comandante de las FARC, sobre la "clarividencia uribiana"

Alfonso Cano, Comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP)

Lo mismo dijeron del legendario guerrillero Manuel Marulanda Vélez, “lo hemos dado de baja”, rezó el parte oficial por más 1200 veces, el legendario insurgente fue reportado como muerto en combate, y cuando ya se disponían a la jauría macabra, el insurgente les salía, hoy en Caquetá, mañana en el Tolima, luego en el Cauca y pasado mañana en Sumapaz y así hasta que se cansaron de matarlo(...) El viejo se murió cuando le dio la gana, y no cuando el régimen lo deseaba (...) Gloria eterna al viejo.

Y ahora, el Departamento V del ejército, comienza a matar a punta de verborrea al comandante en jefe de las FARC-EP. Si en las condiciones propias del conflicto (...) las FARC-EP pierden a alguno de los miembros del Secretariado, su sucesor está listo. Y si el Comandante en Jefe desaparece (...) alguno de los miembros del Secretariado estará listo(...) Así como no se desaparece el hambre matando a los hambrientos, no desaparecerá la insurgencia y la resistencia, matando a los insurgentes y a los revolucionarios. Mientras persistan las desigualdades sociales, el descontento social estará allí para continuar con la resistencia.

Es por eso que nos produce risa, las afirmaciones del narco-paramilitar Uribe Vélez que afirma saber “donde están” los jefes insurgentes (...) están en las montañas de Colombia, eso lo sabe todo el mundo.