viernes, 30 de julio de 2010

El mercenario cubano Ariel Sigler Amaya, podría tener problemas de asistencia médica en Estados Unidos

El miércoles llegó a Miami, Ariel Sigler Amaya (liberado en Cuba por cuestiones de salud) para recibir tratamiento médico. Ariel padece síndrome de “mala absorción gastrointestinal”, de ahí su extremada delgadez. El hecho de haber estado preso por servidor del imperialismo criminal, no guarda relación con su estado de salud, basta recordar las barrigas que lucían cuando llegaron a España sus compinches, recién liberados como él.

Tomás Regalado, alcalde de Miami ha conseguido que sea atendido en el Hospital Jackson de esa ciudad a través del Medicaid, un seguro medico para gente sin recursos cuyos servicios médicos los determinan los Estados federales. Su hermano Miguel Sigler, que sobrevive malamente en Miami repartiendo pizzas a tiempo parcial, no puede hacerse cargo del tratamiento; por tanto deducimos que el hospital no se lo cubre totalmente. Y debe haber algo de cierto, porque entonces no se explica que los mafiosos de la ciudad hayan abierto una cuenta bancaria para recaudar dinero. A perro flaco, todo se le vuelven pulgas.

Cuando Ariel Sigler Amaya, arribó a Miami manifestó, solemnemente, que los ”hermanos Castro” habían intentado derrotarlo, pero no lo habían logrado. Independientemente de que ni ”los Castro” ni nadie, perderían su tiempo con un insignificante mercenario imperialista, podría darse el caso de que nuestro “formidable campeón” fuera finalmente derrotado por un enemigo inesperado: la sanidad estadounidense que presta toda clase de atenciones... a los pacientes adinerados. De esa sanidad, ya “disfrutaron” los cubanos antes del triunfo de la Revolución.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Los Estados federales, no. Los estados federados es lo correcto, Álvarez. Un abrazo.

JM Álvarez dijo...

Gracias.

Realmente quise decir gobiernos federales, pero no es relevante

Anónimo dijo...

Muchos emigrantes españoles vivimos en la Cuba precastro y si bien los hospitales eran un asco, teníamos la opción de pagar clínicas mutualistas que cobraban no más de 3 pesos al mes, con todos los derecho, incluso a médico a domicilio y determinadas medicinas gratis. Ejemplo son no solo las que dependían de las asociaciones españolas como el Centro Asturiano y el Centro Gallego, había muchas mas privadas también, diseminadas por todas las ciudades.
Con la educación sucedía igual, no había escuela pública que valiera un comino, pero por 6 pesos al mes nuestros hijos recibían excelente instrucción y educación en las cientos de escuelas privadas para todos los bolsillos.
En aquella Cuba quien no se atendía de salud o dejaba a sus hijos sin escuela era porque se bebía sus ingresos, o bien porque es verdad que los pueblos del campo estaban abandonados a su suerte.
Es lícito defender los aportes de Castro, pero no es lógico querer denigrar a un país que antes de la Revolución, era uno de los más adelantados de América, no como ahora, que por la pésima administración centralizada, está a nivel de Haití o Paraguay.
El mayor handicap de los defensores a ultranza del castrismo es que pretenden hacer ver al mundo que Cuba nació en 1959. No era así, por algo cientos de miles de nosotros fuimos a buscar nuevos horizontes en esa isla, y hay que mencionar al propio progenitor de los Castro.
Fdo. Belarmino Castilla

JM Álvarez dijo...

Belarmino Castilla

Millones de ciudadanos de paises capitalistas tratan de emigrar todos los años.

Saludos

JM

Anónimo dijo...

Sí es relevante confundir "federado" con "federal". Pero todos/as nos equivocamos y rectificamos, Álvarez. Saludos.

Anónimo dijo...

"Irritan las criaturas serviles, parece que manchan, parece que hacen constante daño" José Martí

Tragate tu servidumbre JM Alvarez o como se llamen todos los que se esconden tras ese nombre.

http://www.elnuevoherald.com/2011/03/08/899635/asombrosa-recuperacion-de-ex-preso.html