jueves, 1 de julio de 2010

Fidel Castro augura una época inestable sin potencias hegemónicas

En su reflexión “Saber la verdad a tiempo”, Fidel Castro ofrece una visión apocalíptica, para nada descabellada, basada en la observación de las contradicciones inter-imperialistas. No basta con denunciar al capitalismo, es necesario analizar sus movimientos para adivinar su siguiente paso y prepararse en consecuencia. Fidel cita la posibilidad de un ataque nuclear contra Irán, un enfrentamiento atómico entre Estados Unidos (EEUU) y Rusia, hace referencia a una era posnuclear y apunta este detalle sobre EEUU: “La economía de la superpotencia se derrumbará como castillo de naipes”.

En un artículo de nuestra autoría publicado en el año 2006, titulado “Hegemonía yanqui: No es oro todo lo que reluce”, alertábamos sobre estas cuestiones. En el mismo, desterrábamos la idea de que EEUU fuera un poder omnímodo contra el que nada se podía. Su fracaso en Iraq (léase hoy Oriente Medio) favorecía esa percepción, y argumentábamos que las contradicciones entre los países capitalistas ayudaban a comprender la permanente inestabilidad de la situación internacional.

Apuntábamos que la falta de estabilidad, respondía a la necesidad estadounidense de prolongar una hegemonía contestada en el Tercer Mundo, Rusia, China, e incluso en el propio campo imperialista, principalmente por Alemania que es, bajo nuestro punto de vista, el enemigo a batir, y uno de los países más perjudicados por los conflictos bélicos que emprende EEUU, pese a que aquellos puedan ser resueltos pacíficamente. Berlín no ignora, pese a palabras bonitas, cara a la galería, que está en el ojo del huracán; por tanto no es descartable una alianza estratégica con Rusia, buscando amparo nuclear.

Decíamos entonces: “Aunque el imperialismo estadounidense no tenga la fuerza para ser la única potencia sin discusión, sí tiene todavía la suficiente para que no haya dos iguales (...) La crisis global de hegemonía de los EEUU obliga a ese país a mantener una inestabilidad internacional que prolongue su estatus dentro del campo que históricamente ha liderado”, y añadíamos: “La actual inestabilidad internacional permanente estriba en que el problema del déficit estadounidense (...) no puede resolverse con correcciones exclusivamente económicas (...) La propia estabilidad del particular sistema estadounidense depende de su hegemonía mundial”

Esa situación posnuclear que cita Fidel (si la humanidad la sobrevive), establecería durante un periodo de tiempo, la existencia de varias potencias, pero ninguna hegemónica, ya que EEUU, tras su caída económica, sólo podrá asumir un rol regional. El capitalismo puso en pie contra sí mismo a la clase obrera, pero también a las fuerzas principales de las sociedades burguesas que rivalizan entre sí. Sus contradicciones decidirán su destino, que no será otro que el de la superación del capitalismo por el socialismo.

Fidel coincide, en líneas generales, con las tesis que planteamos hace cuatro años, recogidas también en el artículo “Aumentan las contradicciones entre los países imperialistas”, publicado, como el anterior, en 2006, cuando aún no se había iniciado lo que, cada día se parece más a la crisis final del capitalismo que profetizó Marx.

12 comentarios:

raf dijo...

Que acabe el capitalismo, sí, pero que no se lleve a la humanidad por delante.En eso estamos de acuerdo, sin duda alguna.

Anónimo dijo...

Desde el mismo 1959 Fidel pronostico la caida del imperialismo, sin embargo la unica caida objetiva ha sido la del socialismo, y el unico pais que ha quedado completamente en ruinas ha sido Cuba.

Ya sus teorias apocalipticas solo las publican y las creen quienes reciben pagos a cambio.

JM Álvarez dijo...

Para anomino, no es objetiva la crisis que tiene al borde del colapso al capitalismo.Quizas se de cuenta, el dia que vaya a retirar dinero del banco y le digan que no hay.

Si los capitalistas hubieran sabido antes esto, seguro que habrían levantado de nuevo el murito de Berlín, ladrillo a ladrillo.

No percibo nada por esto.Lo hago con sumo gusto.Los mercenarios sí que cobran.Lo dicen ellos mismos

Pedro dijo...

Estoy de acuerdo con las reflexiones de Fidel y sobre todo en la base que sustenta su teoría, que no es otra que la marxista.Esa misma que viene a decir, más o menos, que el imperialismo caerá por la superabundancia de sus mercados donde es inevitable la saturacion en los mismos, he aquí la crisis financiera actual, la cual se ha producido porque al ciudadano se le ha educado a comprar sin dinero, es decir, a hipotecarse, creyéndose capitalista hasta que ya no valía como aval el producto del trabajo por excedentes de productos en el mercado.
Salud y Republica.

Carmela dijo...

Leí el artículo con anterioridad.
Los planteos parten de una lógica fundamentada.
Fidel no improvisa.
Sus conclusiones son coherentes y los hechos perfectamente enlazados.
Es hora de que el capitalismo se desintegre.

J.P. Requena dijo...

Yo me atrevería a decir que sí que caerá, por su propio peso, por su propia avaricia, por el colapso debido a la superproducción como apuntaba Pedro; pero... no sin ser una desaparición fortuita, con accidentes y que, desafortunadamente, puede costar muchas vidas, sea por guerras, hambre o depravación mental.

... Ojalá raf, ojalá.

Salud y República.

Anónimo dijo...

Las FARC, el FMLS, las FAPLA, el FSLN, Douglas Bravo y Bandera Roja, la guerrila boliviana y pare usted de contar cuanto movimiento guerrillero negaron siempre, al igual que usted niega hoy, recibir recursos de Cuba, hoy se sabe que todos recibieron recursos y entrenamiento en Cuba, financiado por el sudor del pueblo cubano.

Es totalmente cierto que el capitalismo esta en medio de una crisis, crisis periodicas que requieren ajustes a todo nivel, eso no es nada nuevo, Ahora bien el socialismo desaparecio por completo, Cuba no es, ni fue jamas socialismo, es un capitalismo de estado, monopartidista y dictatorial.

El socialismo es un sistema antinatural, el capitalismo, gustele o no, es el sistema mas parecido a la naturaleza humana. Recuerde que las necesidades del hombre son siempre crecientes.

J.P. Requena dijo...

«el capitalismo, gustele o no, es el sistema mas parecido a la naturaleza humana»

¿De que naturaleza habla? ¿de los homínidos? porque su sociedad se basaba en la PROTECCIÓN DE LA COMUNA de las bestias y en la alimentación comunitaria
¿De la época de los grandes imperios y sus sistemas esclavistas (Egipto, Roma, Persia, Imperio español, Imperio británico...)? espero que no, por cierto, en éstos últimos se presume el comienzo del capitalismo (capitalismo burgués).
¿Habla de la naturaleza humana del distanciamento continuado entre ricos y pobres provocado por la política capitalista neoliberal de nuestros gobiernos "¿democráticos?"? ¿habla de la pérdida continuada de los derechos ciudadanos y laborales? ¿habla de la criminalización de otros pensamientos críticos o alternativos al "pensamiento único" impuesto por su querido capitalismo asesino?

«Recuerde que las necesidades del hombre son siempre crecientes»

La última gilipollez que me quedaba por leer, aunque es lógico que salga de un borrego narcotizado por la cultura del consumo y la política del terror.

Salud y República.

Anónimo dijo...

Requena ademas de ofender ha tenido usted tiempo de leer realmente alguna vez un libro?

El punto de las necesidades del hombre como se lo planteo es uno de los principios basicos del materialismo dentro de la doctrina Marxista.

Seria muy util para usted documentarse antes de comenzar a inferir improperios infundados, su verbo barriotero dice mucho de usted.

La tuya por si acaso.

J.P. Requena dijo...

La ocultación y/o tergiversación de las ideas ha sido una de las "bases" para la supremacía del capitalismo en su historia.

Tu no haces más que eso, tergiversar conceptos para aparentar, cuando tu problema es la ausencia de "identidad", de una identidad moral, ética, política, ideológica, social...

Tergiversas el materialismo histórico en el que se demuestra cómo y por qué son necesarias las revoluciones sociales por ser el capitalismo un sistema autodestructivo en todas sus fases, esencialmente en la imperialista, la que vivimos hoy, la más destructiva por ser en la que la burguesía utiliza hasta la guerra para salvar su posición.

Hay una frase que define todo el proceso por el que el individuo pasa de defender el capitalismo hasta "dar su vida por la revolución":

«El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.»

En un determinado momento se produce un conflicto entre las fuerzas productivas en el que se produce una revolución social, abriéndose una época en la que el modelo productivo cambia drásticamente, cambiando a su vez toda la ideología de la estructura social, en la que el individuo toma conciencia del conflicto y se dispone a defenderlo.

Hoy nos encontramos a las puertas del momento histórico revolucionario, del momento en el que el obrero debe tomar las riendas para que el capitalismo no nos aniquile. La diferencia es que hoy intentaremos que la conciencia social sea eterna.

J.P. Requena dijo...

Salud y República

Carmela dijo...

Es un momento histórico crucial.
El obrero debe tomar las riendas para que el capitalismo salvaje e individualista , que está a favor de unos pocos y que condena a una gran mayoría a la exlusión,se acabe definitivamente.
No será fácil pero tampoco imposible.
El capitalismo es un sistema " antinatural" que no se compenetra con las necesidades humanas, que no defiende ni defenderá jamás los derechos de los más debiles.
Memoria y República!!!