jueves, 30 de septiembre de 2010

Willy Toledo agredido en El Aaiún por su condición internacionalista

Willy Toledo ha sido agredido por la policía marroquí en el aeropuerto de El Aaiún, donde esperaba a un grupo de activistas saharauis que regresaban de una conferencia sobre derechos humanos celebrada en Argel. Los activistas también fueron objeto de la brutalidad policial. A uno le abrieron la cabeza y varios más sufrieron heridas leves. Veremos si los patriotas que defendieron a capa y espada a su policía, destinada en la frontera de la ciudad colonial de Melilla, hacen ahora lo mismo y utilizan el mismo despliegue. Atisbo un problema: Toledo no es de los suyos.

Willy Toledo (a diferencia de otros que hablan de la suciedad de la casa del vecino y silencian la porquería que tienen en la propia), tras sufrir un linchamiento mediático por posicionarse públicamente a favor de Cuba, ha superado la barrera que lo separaba de ser internacionalista. Se implica en Marruecos, pero también en España. Sabe que lo sucedido en El Sahara ocupado, ocurre también en el régimen de los Borbones, especialmente en el País Vasco. Por eso, hace pocos meses propuso crear una plataforma que exigiera democracia para el Estado español.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Desde luego Willy no tiene nada que ver con los victormanueles agarzonados. Su solidaridad con el País Vasco la ha demostrado sobradamente en reiteradas ocasions, participando en un videoclip de una canción "STOP CENSURA", del grupo madrileño Boikot en apoyo a los grupos de rock vascos censurados por supuesta apología del terrorismo. También se solidarizó con el director y los trabajadores de EGUNKARIA, diario vasco cerrado por orden de Garzón y cuyos responsables fueron salvajemente torturados y posteriormente encarcelados durante meses sin juicio alguno; siete años después se demostró que todo fue una gran farsa. También viajó con Fermin Muguruza (tantas veces criminalizado, censurado y vetado) a Palestina, con quien le une una buena amistad. También criticó la ocultación e intoxicación que estaban llevando a cabo los medios españoles del histórico debate interno entre las bases de la izquierda abertzale, ha denunciado la ilegalización de "partidos incómodos" en Euskal Herria y ha comentado en más de una ocasión los informes que han hecho el relator contra la tortura de la ONU o Amnistía Internacional sobre la situación de los presos vascos reclamando el fin de la incomunicación. Cualquier comparación con los progres oficiales es absurda.

Ayer fue agredido, se abalanzaron sobre él, le lanzaron al suelo y le propinaron patadas y puñetazos, le rompieron un dedo y le robaron el móvil. El día que le hagan algo así a Almodovar o Rosa Montero yo me hago papa.