lunes, 25 de octubre de 2010

Un corto receso

Desde mañana 26 de octubre y hasta finales de la primera semana de noviembre, este blog no se actualizará. Existe la posibilidad de que, entre las fechas citadas, publique algún post, pero no dependerá de mí, sino de las circunstancias.

Las causas del por qué no vienen a cuento, pero los lectores, que me honran con su visita desde todos los lugares del mundo (algunos insospechados), pueden estar tranquilos: Volveremos a la normalidad y rutina diaria, aproximadamente, a partir del 4 o 5 de noviembre.

Como pueden comprobar se trata de pocos días para desgracia de los que vienen aquí a comerse los hígados. A esa gente le aviso que tornaré escribiendo, con más brío si cabe, aquello que tanto odian. Si supieran cuánto me divierto leyendo sus amenazas histéricas, que son oportunamente arrojadas a la basura…

Durante ese periodo, recomiendo a los afines asomarse de vez en cuando por este lugar por si me resultara posible editar siquiera una entrada solitaria. Nueve o diez días pasan pronto. Nos vemos, amigos.

2 comentarios:

C. Marat dijo...

Te esperamos.

Reflexiones y otras cosas más. dijo...

Amigo JM. Álvarez, pues que todo te salga bien, y que ojala regreses con toda la fuerza y la claridad mental y espiritual, y así puedas seguir planteando la otra versión de los hechos que son noticia en tu España y en otros rincón del mundo.

Saludos desde Colombia.