viernes, 12 de noviembre de 2010

La contumacia del juez Velasco no es que aburra, da asco

El magistrado de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco ha dictado un auto a raíz de la petición realizada por el ciudadano venezolano Arturo Cubillas y el presunto miembro de ETA, José Angel Urtiaga residente en Cuba por un acuerdo entre los gobiernos de Madrid y La Habana en la década de los 80 del siglo pasado. En este nuevo auto, rechaza la petición de ambas personas de presentarse en la causa que el juez se ha sacado de la manga para investigar la inventada (por terceros) conexión ETA-FARC-Venezuela. Velasco los ha citado por correo certificado para que se presenten el 14 de diciembre en la Audiencia Nacional y comunicará a la INTERPOL el domicilio de Urtiaga en La Habana (por cierto, hecho público por el mismo Urtiaga) para que proceda a detenerlo.

Siguiendo con su paranoia Velasco "cree" que Arturo Cubillas puede haber obtenido la nacionalidad venezolana "en fraude de ley", una suposición tan estrambótica como la de exigir, en plan colonial, a Caracas que le retirara la nacionalidad para poder maniobrar a su antojo. En cuanto a Urtiaga ya sabe: Cuba mantiene que los pactos están para respetarlos; por tanto la INTERPOL se puede ahorrar el viaje.

Más le valdría a este señor, simpatizante del PP, dejar de perder el tiempo y comenzar a ganarlo leyéndose el documento que le remitiera el abogado de la Audiencia Nacional, Alberto Jiménez Latorre, que defendió de oficio al detenido vasco Xavier Atristain (quien denunció haber sido torturado por la Guardia civil para confesar "a la carta") donde delata actitudes fuera de tono del Cuerpo armado y en el que considera nula judicialmente la confesión. Ese documento pueden leerlo aqui, por si acaso Su Señoría lo ha arrojado a la papelera.

La contumacia, patética y ridícula, de este juez ya no es que aburra, da asco.

No hay comentarios: