sábado, 27 de noviembre de 2010

La dictadura hondureña inicia una campaña militar contra campesinos indefensos

Los grupos armados hondureños que según el dictador Porfirio Lobo estaban organizados y adiestrados en Nicaragua (ver entrada Apoyar en todos los sentidos... ), en realidad son campesinos a los que quieren expulsar de sus tierras por la fuerza. Ojalá estén armados y la maniobra les cueste muy cara a esos gorilas bendecidos por Obama.

Tegucigalpa, 27 nov (PL) Las fuerzas armadas hondureñas inician hoy una campaña militar en el Bajo Aguán con el objetivo de desalojar a campesinos de sus tierras bajo el pretexto de acabar con presuntos grupos armados. El anuncio lo formuló la víspera Armando Calidonio, viceministro de Seguridad, en San Pedro Sula, donde mostró como justificación de las operaciones unas fotos en las que aparecen menores armados.

Dijo que se tomaron dichas fotografías "para que dentro de las operaciones se tomen en consideración y no se les cause ningún daño", según la versión de sus palabras del diario La Tribuna. El Movimiento Campesino de El Aguán (MCA) y el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) han desmentido la existencia de esos supuestos grupos y negado que hayan ocurrido enfrentamientos armados. Han sido asesinatos, masacres, en las que los únicos muertos han sido campesinos, denunció el FNRP en su página web.

Calidonio agregó que se van a continuar las acciones militares en la zona y advirtió que toda persona que se descubra con armas será detenida. El funcionario, sin embargo, no se refirió a las acusaciones de asesinato contra Facussé. Por su parte, el subdirector de la Policía Nacional René Maradiaga, Panchamé, dijo que las acciones son parte de una segunda fase de un plan que contempla el desalojo de fincas en litigio.

Ayer el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales (WRM) se sumó a la denuncia de La Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (Rel-UITA), sobre el asesinato de campesinos en Honduras. Rel-UITA envió una carta al presidente hondureño Porfirio Lobo en la que asegura que las fuerzas paramilitares del terrateniente Miguel Facussé, dueño de la Corporación Dinant, asesinaron a cinco miembros del Movimiento Campesino del Aguán (MCA).

El WRM solicita a todos los medios de comunicación de Honduras y el resto de Latinoamérica que publiquen la denuncia de la entidad regional en la que pide castigo para los asesinos, y que cesen los asesinatos de campesinos.

No hay comentarios: