miércoles, 17 de noviembre de 2010

Las escuchas serían ilegales pero las torturas fueron reales

Dos guardias civiles acusados de torturar a un detenido han quedado absueltos tras decretarse la nulidad de las escuchas efectuadas desde un vehiculo camuflado de la policía. Los hechos ocurrieron en 2008 cuando los acusados, destinados en el municipio de Tavernes Blanques (Valencia), detuvieron a una persona en un centro comercial, lo llevaron a un lugar solitario y, después de amenazarlo, lo golpearon.

Lo sucedido quedó registrado por la policía porque uno de los guardias estaba siendo investigado por un asunto de drogas (menudo angelito) pero, dado que no había orden judicial para hacerles un seguimiento por otros delitos, las grabaciones no se consideran válidas. Conclusión: Las escuchas serían ilegales, pero las torturas fueron reales.

2 comentarios:

REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS dijo...

¡Bravo! Esa es la “gran” justicia española, que de manera ilegal, mediante tortura, arranca información falsa a unos supuestos etarras, para acusar a un gobierno legal como el venezolano. Qué ejemplo de legalidad.

Saludos.

Sebastian dijo...

Y luego, ante grabaciones como esta y la famosa de Zaplana (aquella que decia que estaba en politica para forrarse y que le gustaba el Opel Vectra 16 valvulas,que un juez ordeno destruir para no dejar a este parasito en evidencia), se consideran no validas y asi les cubren las espaldas.

Esto es justicia, y lo demas son tonterias.