miércoles, 24 de noviembre de 2010

Siguen los numeritos "murillienses" en el Tribunal de Excepción español (Audiencia Nacional)

Ayer en la Sala, presidida por la magistrada Ángela Murillo, estaban sentados en el banquillo de los acusados los miembros de ETA, Arkaitz Goikoetxea Basabe, Aitor Cotano Sinde, e Iñigo Gutiérrez Carrillo. Como todo el mundo conoce los numeritos que suele dar la magistrada, el primero en comparecer (Goikoetxea) se negó a levantarse, pese a que Murillo se lo ordenara varias veces, y pasó olímpicamente de ella.

Perdido el protagonismo, Murillo lo encerró en la pecera y, fiel así misma, exclamó con un lenguaje que tiene de todo menos jurídico:"Puede ahora tomar asiento o quedarse de pie, o haga usted lo que le dé la gana”. Esa situación se repitió con Cotano y Gutiérrez.

Obviamente los encausados enviaron un triple mensaje: No reconocen autoridad alguna a la justicia española para enjuiciarlos, no se humillan ante nadie y además, para ellos, la terrible Ángela Murillo es poco más que una caca de vaca.

Aclaro: No afirmo. Eso es lo que pienso que piensan ellos sobre nuestra heroína, que en esta "democracia", por menos te empluman.