sábado, 6 de noviembre de 2010

Yo soy españó, españó, españó...

La Selección Española que conquistó el Mundial de fútbol en Sudáfrica declarará las primas obtenidas por el triunfo, en ese país africano para ahorrarse impuestos. Cada uno de los internacionales recibió 600.000 euros de prima y se han acogido al régimen fiscal sudafricano y no al español. Es evidente que el “patriotismo” de los dioses del balón hispano termina donde comienza su bolsillo.

Mientras ellos perciben ingresos multimillonarios y evaden impuestos, en España muchos desempleados tienen que pagar este año a la Hacienda Pública el tributo correspondiente al año que obtuvieron ingresos miserables (porque trabajaron algunos meses o el año completo), pese a estar actualmente desempleados y en situación critica.

¡Hala, enajenados mentales! Seguid haciendo el ridículo cantado aquello de “yo soy espanó, españò, españó”- que tanto tatareasteis durante el Mundial- mientras vuestros idolatrados futbolistas se ríen de vosotros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y fíjate la triste escena que vi tres o cuatro dias después de la final del mundial. En la cola del paro, larguisima, un montón de alienados con camisetas rojas, algunos con la oficial que cuesta mas de 100 euros, preparados para pedir la prestación o el subsidio. Los coches que vi aparcados repletos de banderas y bufandas, que su dinero les habrá costado a los parados patriotas. Por si fuera poco, la oficina del Inem está en un barrio muy humilde cuyos balcones estaban atestados por la rojigualda. De pena vamos.