viernes, 10 de diciembre de 2010

El "idilio" OTAN-Rusia durará menos que un suspiro

Después de que Dimitri Medvedev se tragara los embustes que le hiciera Obama en la reciente cumbre de la OTAN, y de que las propuestas rusas fueran rechazadas unas tras otra, no ha tardado mucho Estados Unidos en darle un bofetón a Moscú anunciando que abrirá en Polonia una base para emplazar aviones de combate.

Por otra parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov ha manifestado que "no puede ser que la OTAN nos estreche una mano mientras con la otra urde planes a nuestras espaldas" al conocer por Wikileaks los planes de la Alianza Atlántica para defender a Estonia, Letonia y Lituania del que consideran un posible ataque ruso.

¿Seguirá pensando el pánfilo Medvedev que Occidente es amigo de Rusia y que una nueva era, basada en la confianza, cooperación y amistad se ha abierto en las relaciones Moscú-OTAN? Este “idilio” durará menos que un caramelo en la puerta de un colegio. La crisis empuja a Estados Unidos a encender fuegos en dirección al este, aún en contra de la opinión de “aliados” como Alemania. Arderán todos, incluido Washington.

1 comentario:

Sebastian dijo...

Pero, sera pardillo.
Aun se lo creera.
Mira en la foto al moreno. "La risa de Judas".