viernes, 10 de diciembre de 2010

España es la bufa mundial, tras conocerse el último caso de dopaje deportivo


En estos momentos, España es la bufa mundial, tras ser detenida y puesta en libertad con cargos, (debido a que está embarazada), Marta Domínguez, uno de sus grandes emblemas deportivos, que, como casi todo en este país de pandereta, ha resultado ser un bluff.

Aún recordamos a esos periodistas deportivos, cortados todos por el mismo patrón, fustigando a las masas enardecidas para que celebraran las gestas hispanas cantando aquello de "Yo soy español, español, español". Si abrieran la Caja de Pandora en el fútbol o el tenis, por poner algunos ejemplos, muchos no tendrían cloaca donde esconderse.

"Al entrenador de Marta Domínguez le llamaban el camello de la Blume" Leer más aquí

4 comentarios:

jose dijo...

Y fijate Alvarez la que se hubiera liado si a esta "presunta dopada"le hubieran dado el principe de asturias al deporte.
Y es curioso que las autoridades salgan corriendo (nunca mejor dicho) a decir lo de la presunción de inocencia. Cuando el acusado no es español español español ya se le condena politica y mediaticamente antes del juicio.

Polaroid dijo...

¿Alguien recuerda lo que pasó en Italia con ese fantástico y modélico entrenador que habitualmente se permite darnos al resto de pobres mortales (fundamentalmente no catalanoparlantes) apabullantes lecciones de política, ética y buenas maneras y que responde al nombre de Josep Guardiola i Sala?. Como de verdad empiecen a rascar en el mundo del fútbol ... aunque eso es impensable: la medicina más entontecedora de la que dispone la burguesía patria ni se toca. Hasta ahí podíamos llegar.

JM Álvarez dijo...

jose ¿y tú crees que el premio del principito no lo habrá recibido ya algun "drogota fino"?

jose dijo...

Polaroid, has dado en la tecla. Y es que ha habido auténticos tramposos en el deporte con un ejercito mediático protector detrás para limpiar reputaciones. Guardiola es uno de los "protegidos". Pero se me viene a la cabeza a David Meca, un auténtico fullero que gracias a su faceta de showman y a que todos los medios le arroparon va por la vida como un chulito altanero cruzando islas a nado y ganando un pastón. Al final todo se reduce a eso, a la pasta gansa.