lunes, 27 de diciembre de 2010

Su voracidad, aumentada por la crisis, los llevará al cementerio

El Gobierno anunciará hoy la subida de la electricidad. Se habla de unos porcentajes altísimos sobretodo si tenemos en cuenta que han bajado los salarios y congelado las pensiones y con ello la capacidad de consumo de los ciudadanos. Lo justifican diciendo que el precio del petróleo ha subido un 40%; sin embargo cuando el petróleo baja un 50% y más, no hacen lo mismo con la factura.

Por si fuera poco las voraces compañías eléctricas informarán a partir de febrero a, la no menos voraz Hacienda, sobre los consumos de los contribuyentes para detectar alquileres sin declarar y actividades industriales fuera del control del fisco. Como sigan en esa línea, la economía sumergida, la única que medio funciona en este pais y que permite a la gente sobrevivir, se irá al traste y el resultado será aterrador... para el régimen. No hay mal que por bien no venga: Si cavan su propia tumba, tanto mejor.