viernes, 28 de enero de 2011

Ayer se cumplieron 10 años de la muerte de José María Sánchez Casas

José María Sánchez Casas, luchador e intelectual antifascista, salió de la cárcel en 1999 tras cumplir 20 años de condena, y lo hizo tocado por varias huelgas de hambre que deterioraron su corazón. Falleció el 27 de enero de 2001 a los 55 años de edad.

La vida de los seres humanos es corta, demasiado para hacer realidad aspiraciones que quisiéramos inmediatas. Pero, ¿qué más da? Sin duda, nos reencontraremos con alegría en las futuras generaciones, libres, al fin, de la enajenación brutal, libres, al fin, del odiado y genocida capitalismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo importante es conservar el hilo rojo, para que los que vienene no tengan que empezar de cero. Conservar la memoria histórica del proletariado, tal y como la burguesía conserva la suya desde hace 400 años. Nos evitariamos el trabajo de Sísifo de voler siempre a empezar. Sólo entonces seremos invencibles, el aspecto militar no tiene problemas. En Asturias en 1934 los obreros rechazaron fácilmente a legionarios y a los Regulares, y la derrota fue inevitable, porque sin fusiles y sin balas no hay guerra que valga. Lo dicho, conservar el hilo rojo, mantener nuestra historia y legarla a los que vienen.