jueves, 17 de febrero de 2011

El régimen no perdona a los comunistas revolucionarios ni 71 años después

La Sala Quinta de lo Militar del Tribunal Supremo, ha denegado a los familiares del poeta comunista y revolucionario, Miguel Hernández, revisar la sentencia por la que fue condenado en 1940 a la pena de muerte, pena que después fue conmutada por 30 años de prisión. 

El argumento dado por la Sala, es que tras la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica (Desmemoria Histórica diría yo), esa condena por motivos políticos ya fue reconocida "como radicalmente injusta" y se declaró "su ilegitimidad por vicios de fondo y forma”

Al ciudadano de a pie, que no conoce el paño, podría causarle estupor semejante decisión, pues ese Tribunal no actuó así cuando la Generalitat de Cataluña planteó un recurso de revisión contra la sentencia que en 1940 condenó a muerte al presidente de dicha Generalitat, Lluis Companys.  Parece que la diferencia estriba en que Miguel Hernández fue un comunista revolucionario, y esos no son bien vistos en el régimen del Borbón, no hay sino que mirar dentro de sus cárceles.

Yo creo que lo único que la familia pretende es recuperar la dignidad del poeta, pisoteada por los franquistas de ayer y los neofranquistas de hoy que, como Fraga o Aznar, se niegan en condenar los crímenes de su jefe el dictador Franco. No piden perdón por ser comunistas revolucionarios, pero es evidente que el régimen no tolera a quien posea, o haya poseído, esas virtudes ni 71 años después.

En la imagen de la época, Miguel Hernández arengando a combatientes antifascistas.

3 comentarios:

SADE dijo...

s

SADE dijo...

Estimado Camarada:

¿Qué valor tendría que la Sala Militar del Tribunal Supremo revisara la sentencia condenatoria contra Miguel Hernández? ¿Qué valor puede tener que el régimen del 69 -el actual, el de julio del 69, cuando Franco designó como su sucesor, "a título de rey", a Juan Carlos I- revisara una sentencia dictada por el que fue su régimen predecesor? ¿No sería un sarcasmo, una burla cruel? ¿No sería mejor resguardar la poesía de Miguel Hernández de los jueces togados y de las televisiones-espectáculo del capital? Y por otro lado, ¿necesitamos los comunistas que nos levanten o nos revisen las condenas del fascismo, es decir, del capital, los propios jueces del capital?

Saludos revolucionarios

SADE (Odio de Clase)

JM Álvarez dijo...

Saludos SADE, un placer verte por aquí

El tuyo fue un gran escrito de análisis

JM