domingo, 6 de febrero de 2011

¿Recibirán los dirigentes de UGT y CCOO una Ínsula Barataria?

Como sátrapa del Medievo, el Borbón concedió hace unos días el título de marqués al intelectual del fascismo Mario Vargas Llosa,  a un empresario, a un ex ministro y al seleccionador de fútbol (que está forrado) poniendo, en este último caso, en grave aprieto a los componentes de la selección que no sabrán si llamarle "mister" o "señor marqués” 

Puede comprobarse que ningún siervo de la gleba afecto a una heredad y que no se desliga de ella al cambiar de dueño (es decir, el obrero español de hoy) es merecedor de título alguno. Pero no hay que desesperar. Quizás en el futuro los “obreros” sindicalistas Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez reciban una Ínsula Barataria en señal de gratitud por apuñalar, nuevamente, a los trabajadores.

1 comentario:

R.A.F.A.E.L. dijo...

Pues yo prefiero a Sancho Panza en la Ínsula Barataria en calidad de Gobernador.

A los dos sindicalistos los mandaba yo al País de Nunca Jamás. Ahora bien, un cuento infantil se trocaría en otro de terror. Lo importante sería tenerlos bien lejitos de estos lares hispánicos.