domingo, 20 de febrero de 2011

Siguen llegando noticias de Murcia la pimentonera

Sucedió el día 2 de este mes, pero pasó casi desapercibido no sabemos si intencionadamente.Vean cómo algunos se aprovechan de las luchas interpartidistas. La víctima, en esa ocasión, no fue el sobrinísimo del presidente de la Comunidad, sino una asesoría jurídica del sindicato amarillo Comisiones Obreras.  

Tomado de carm.es

La portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, condenó hoy el acto vandálico del que fue objeto esta madrugada la sede de CC.OO. en la capital de la Región, y apeló a “la calma y la responsabilidad” para “no poner en peligro la paz social de la que siempre ha hecho gala la Región de Murcia”.

María Pedro Reverte lamentó la “actitud manipuladora” de los socialistas murcianos, “capaces de hacer uso político de incidentes de este calado para arremeter contra el presidente Valcárcel en su afán de intentar desgastar al Gobierno regional de cualquier manera posible”.

La portavoz regional criticó el “oportunismo” de los socialistas murcianos, “que siguen echando leña al fuego en lugar de contribuir al mantenimiento de esa paz social, lo que demuestra que ellos continúan anteponiendo sus intereses particulares sobre los generales”.

Reverte consideró que el Partido Socialista en la Región de Murcia “debería actuar con más cautela y reflexionar sobre sus métodos” porque, según dijo, “los intereses políticos y electorales no deben primar en absoluto sobre la tranquilidad que debe imperar en una región como la nuestra. El verdadero objetivo del comunicado de hoy de los socialistas murcianos sobre este lamentable hecho es fomentar la crispación”.

“No es el presidente Valcárcel el quien calienta los ánimos”, subrayó Reverte, quien añadió que el jefe del Ejecutivo murciano ”está dando sobradas muestras de coherencia y de responsabilidad social, tendiendo la mano al diálogo y al entendimiento con todos los agentes sociales, e intentando aportar soluciones a problemas creados por Zapatero”.

2 comentarios:

Antoni Puig Solé dijo...

Yo compañero sería más prudente al poner etiquetas y tildar a la ligera a un sindicato obrero como amarillo sin hacer ninguna distinción. Hace unos años, en La Habana dicutí sobre este tema. No pretendo dar lecciones, pero me siento insultado y estoy convencio que hay miles ui miles de trabajadores que sienten lo mismo. Creo que tengo derecho a intentar fomentar un debato riguroso sobre el tema.

Este es el enlace que permite acceder a la pnencia que presente en Cuba y que en aquel momento tuvo una buena recepción:
Los marxistas, las cuestiones sindicales y las relaciones
entre sindicatos y partido

JM Álvarez dijo...

Antonio: Lo mío no es contra la mayoría de la militancia de base, sino contra las direcciones

Y gracias por el enlace, lo leeré

Salud