domingo, 13 de febrero de 2011

Va por mi socio, Carlos Tena y contra los especuladores de la red... eléctrica

Creo que existen otras formas del golpear al capitalismo donde más les duele (por ejemplo, un obrero concienciado en cualquier lugar del mundo puede dejar inutilizada durante horas una Bolsa de Valores importante), pero para que no me tilden de insolidario, recojo este escrito de mi socio Carlos Tena, relacionado con una protesta, en forma de apagón de luz, a realizar el dia 15 de febrero. 

Por Carlos Tena

Para que no tengamos que PAGAR LA LUZ con tarifas alarmantes, cantemos todos el bolero VOY A APAGAR LA LUZ el día 15 de Febrero.

Un chiste facilón para una medida absolutamente necesaria, de cara a mostrar nuestra protesta más radical ante una despótica medida, que coloca a la energía eléctrica cada día más lejos de nuestro bolsillo.Un 11 por ciento de aumento en las tarifas (y en ocasiones, más), es algo que debemos rechazar de plano con ingenio y decisión. Si unos cuantos cientos de miles de ciudadanos apagáramos la luz, tan solo 30 minutos; si dejáramos mudos a todos los aparatos relacionados con esa energía (TV, radio, etc.), el daño a Endesa, Iberdrola, Fenosa y otras de sus hermanas podría ser bastante serio.

Pero lo sería aún más si nos sacrificáramos esa media hora, el día 15 de febrero, a las 10 de la noche, como recoge la propuesta que corre por la red a velocidades supersónicas, casi lumínicas, en unos años en los que los recortes sociales están colocando a los trabajadores bajo un régimen esclavista, ante la pasividad de millones de ciudadanos abúlicos a quienes los sindicatos mayoritarios ayudan a hundir en la miseria más irreversible.

Sin embargo, aún hay esperanza para otros millones de seres humanos que nos negamos a aceptar un estado en el que las empresas que controlan la luz y el gas, nos quieren hurtar los derechos más elementales ganados con sangre, sudor y lágrimas desde 1979.Vamos a pasar de la indignación a los hechos. Vamos a hacer del apagón general del 15 de febrero, una noche inolvidable para esa mafia que trata de exprimir al consumidor como si fuera una naranja.

Vamos a cantar todos ese bolero: Voy a apagar la luz. Y lo vamos a hacer para no pagarla alegremente. Vamos a apagar la TV, la radio, la cocina, el secador, porque no queremos pagar unas tarifas abusivas hasta la saciedad. La única forma que tenemos de luchar los consumidores contra estas prácticas tan injustas como arbitrarias, es con medidas como la que se propone.Por eso convocamos a toda la sociedad a realizar un apagón de los que jamás de van a olvidar los dueños y señores de la energía eléctrica.

Con solo 30 minutos apagando todas las bombillas, cocinas eléctricas y todo lo que se pueda, haremos un hueco en sus arcas, y así se acordarán de todos a los que nos están robando.

Cantemos todos el bolero más necesario del 2011: VOY A APAGAR LA LUZ

¿Cuándo? El día 15 de febrero a las 10 de la noche.

¿Dónde? En todas las naciones del país.

¿Para qué? Para que no tengas que PAGAR LA LUZ con precios y tarifas intolerables.

Guerra a las Mafias de la energía.