sábado, 5 de febrero de 2011

Y en eso, llegó… Mariano

Mariano Rajoy alardea de que, como español no le gusta que vengan de fuera a decirle lo que tiene que hacer. Como saben, España se integró en la Unión Europea (UE) de una manera incondicional, perdiendo gran parte de su soberanía. Y en la UE sabemos quién parte el bacalao.

Este fantasma que, probablemente, será el sucesor de otro fantasma idiotizado, argumenta que el PP lleva tres años clamando por el control del déficit (toma, y yo) "y ahora que lo dice Ángela Merkel, el Gobierno decide hacerlo". La burguesía siempre se pone de rodillas frente al más poderoso, Mariano. Son los pueblos con conciencia de clase quienes presentan resistencia.

Rajoy, también ha manifestado que España se habría ahorrado muchos problemas si hubiera tomado las medidas necesarias, que, suponemos adoptará su pandilla en el caso de que llegue a gobernar. ¿Cuáles son esas medidas? Ya las anunció hace poco: terminar de privatizar lo poco que deje el PSOE.

Y cuando no quede nada que saquear, ¿qué harán?: Vender el país al FMI y escapar de la sede del Gobierno a bordo de un helicóptero, como el ex presidente de Argentina, Fernando De la Rúa.

1 comentario:

R.A.F.A.E.L. dijo...

Ojalá el sueño se haga realidad y por las azoteas de los edificios salga volando lo peor de nuestra casta de politicastros, o sea, el 99,9% de la misma.

Que las calles sean de los pueblos españoles y empecemos a recomponer lo que no se hizo tras la muerte de Paco Pantanos. Será el momento idóneo para replantear e impulsar la materialización de la ruptura democrática.

Demasiado mal ha hecho ya el reformismo carente de autocrítica.

Saludos, JM.