domingo, 20 de marzo de 2011

Comunicado del Colectivo "Odio de clase"

LIBIA Y LA IZQUIERDA “REVOLUCIONARIA”

(Discrepamos de algunos puntos del manifiesto, pero compartimos la visión que realiza sobre el lamentable papel representado por algunas "izquierdas", así como que la obligación de todo revolucionario, es oponerse a cualquier ataque imperialista contra cualquier país)

Por SADE

En una de sus novelas más logradas –El agente secreto-, dice Joseph Conrad que “para exagerar con criterio hay que medir con exactitud”. Esta misma mañana, “Izquierda Anticapitalista” nos ha regalado con una declaración-muestra de cómo mide (http://www.kaosenlared.net/noticia/hay-derribar-gadafi-cuanto-antes-rechazar-bombardeos-otan): Gaddafi = Sarkozy + Obama + Cameron + Zapatero…

La regla de medir de “Izquierda Anticapitalista”, equilibrada con los principios de débil = fuerte y soberano = injerencista, como en el Hitler = Stalin de sus mayores, nos indica, maquiavélicamente, que la agresión imperialista es la ocasión pintiparada para impulsar ¡“la revolución”!... Sí, han oído bien, una revolución detrás de la que, a día de hoy, no hay ni partido revolucionario ni, evidentemente, masas que sigan a ese partido.

“Izquierda Anticapitalista” –y Proimperialista, decimos nosotros- no ha hecho ni más ni menos que copiar, y torpemente, al padre fundador de la secta cuando especulaba, con su habitual clarividencia, sobre las gloriosas perspectivas que se perfilaban para el socialismo tras la invasión nazi de la Unión Soviética.

Desde Odio de Clase (ODC) hemos defendido el carácter reaccionario del régimen de Gaddafi, y lo hemos hecho tanto en razón del papel desempeñado por Libia en los últimos 20 años en el marco de las relaciones internacionales como por el modelo clasista de la propia sociedad libia, semejante al de las más reaccionarias monarquías del Golfo. Fue en ese contexto en el que interpretamos y simpatizamos con la revuelta libia.

En su día expresamos nuestro convencimiento de que, a falta de dirección revolucionaria, las revueltas en los países árabes no podrían avanzar de inmediato hacia la constitución de regímenes socialistas. Ahora, con las experiencias históricas del Panamá de Noriega, la Serbia de Milosevic o el Iraq de Saddam Husein presentes, mucho nos tememos que el carácter reaccionario del régimen de Gaddafi sea el principal escollo para derrotar la agresión imperialista, derrota, no obstante, posible como demostraron la Unión Soviética bajo la dirección de Lenin durante la Guerra Civil y Stalin durante la II Guerra Mundial o el Vietnam de Ho Chi Minh con ocasión de las invasiones de Francia y EE.UU.

Aun así, el deber de todo revolucionario –que los integrantes de ODC asumimos plenamente- es apoyar al agredido por el imperialismo, en este caso al régimen de Gaddafi, así como a las fuerzas patrióticas que se integren en la resistencia que eventualmente pueda organizar dicho régimen. En ODC estamos igualmente persuadidos de que si en las revueltas acaecidas en Libia había elementos revolucionarios conscientes, éstos habrán vuelto sus fusiles contra los agresores europeos y norteamericanos.

¡Fuera de Libia las manos sangrientas del imperialismo!

¡Resistencia y organización hasta la victoria!

6 comentarios:

R.A.F.A.E.L. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

"Desde Odio de Clase (ODC) hemos defendido el carácter reaccionario del régimen de Gaddafi"

Evidentemente, estos grupúsculos como Izquierda Anticapitalista fungen como ala izquierda del Imperialismo, pero esta gente de odio de clase son otra variante de la misma m... intencionalmente o no.

Vivan Libia y su líder Gaddafi.

Pablo dijo...

Ya están justificando la futura invasión.
http://blogs.elpais.com/aguas-internacionales/2011/03/y-si-los-buenos-no-son-tan-buenos.html

fram dijo...

Estoy de acuerdo con lo subrayado en rojo y en que sin una dirección revolucionaria con una linea justa los pueblos no podrán alcanzar la toma del poder y conducirse hasta el socialismo.
Sin embargo,no coincido con la caracterización que hacen del régimen libio,semejante al de una monarquía absolutista típica del Medio Oriente.
Yo creo que se trata más bien de un régimen capitalista burocrático constituido por diferentes tribus a lo largo de su territorio con una línea anti-imperialista poco consecuente,que se ha diluido a través de los años(ahí están los devaneos de Gadaffi con multinacionales y potencias imperialistas).
Echo en falta que no se diga que la mejor forma de combatir el imperialismo en Libia es combatir el imperialismo en nuestro propio estado.

R.A.F.A.E.L. dijo...

Coincido en casi todo,no en todo. Porque la Yamahiriya es más socialista que cualquiera de los regímenes social-liberales que ven con simpatía e incluso respaldan a la asesina coalición antilibia.

Estar conGadafi es estarlo con la mayoría del pueblo libio y sus grandes conquistas socioeconómicas a lo largo de los años.

¡Salud!

D Huertas dijo...

totalmente de acuerdo R.A.F.A.E.L
salud!