sábado, 12 de marzo de 2011

Imperialista: Si te envían, vuelve con los pies por delante

Los terroristas occidentales aprestan sus armas asesinas, pero nunca podrán arrebatar al pueblo libio la felicidad de ver a sus soldados abatiendo mercenarios y vendepatrias, mientras un desesperado Sarkozy reconoce al "Gobierno" de la "oposición", es decir, en el colmo de la estupidez, se reconoce así mismo. 

Y China. Donde hubo, siempre quedan rescoldos. Hay que ver de qué manera repatrió, en tiempo récord, a treinta mil de sus ciudadanos utilizando barcos y aviones que lucían la bandera roja, sin pisotear la dignidad libia, pidiendo permiso a las autoridades legitimas. Por el contrario, miles de personas han sidos abandonadas por sus países y los británicos protagonizaron la payasada de turno con su comando de película de Hollywood. Esa es la diferencia entre la prepotencia colonial imperialista y China.

Se han desatado contradicciones interimperialistas. Alemania, un peso pesado, y cada día enemigo más declarado de EEUU, se muestra contrario a la intervención militar. Ante eso ¿qué papel le queda por desempeñar al pobre diablo de Zapatero? O traga o le suben el Euribor.

Les dejo una magnífica entrada del blog civilizacionsocialista aquí.