jueves, 17 de marzo de 2011

Lo malo es la crisis, mi socio


Hace poco escupíamos a la cara de Víctor Rolando Arroyo, ex preso cubano al servicio del imperialismo, su inmoralidad e hipocresía. Hoy hacemos lo propio con una caterva de chiquilicuatros, demócratas de pacotilla y billetera. 

Un grupo de socios de Víctor Rolando (que parasitan como pulgas al perro flaco español) han creado lo que denominan "Observatorio Cubano de Derechos Humanos" para vigilar la situación de una isla situada a ocho mil Kilómetros de su observatorio. Sin duda, las denuncias que nos lleguen de este grupo estarán cargadas de “objetividad”.

Como no existen "derechos humanos cubanos", sino derechos humanos en general, les emplazo, siguiendo la línea planteada con Víctor Rolando, a que visiten, observen y denuncien las violaciones que sufren los presos políticos y comunes recluidos en las cárceles de extermino españolas. Esas no las tienen a ocho mil Kilómetros, sino a la puerta de la casa.

Sospecho que mi emplazamiento no llegará a buen puerto. Estos observadores aprecian mucho los cuatro duros que reciben, generosamente, del régimen de Madrid por no hacer nada. Además, seguro que esperan que su “observatorio” reciba subvenciones estatales. Lo malo es la crisis, mi socio.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

EE.UU. y OTAN esperan que Consejo de Seguridad de la ONU autorice hoy operación militar en Libia

Kaos. Internacional | Agencias |

BRUSELAS, 17 mar — La OTAN dijo hoy estar lista para intervenir Libia si la o­nU acepta imponer una zona de exclusión aérea para tratar de impedir una victoria del coronel Muamar Gadafi sobre los rebeldes.

“La OTAN tiene listos sus planes operacionales y espera por el resultado de la votación en el Consejo de Seguridad. En caso de que haya luz verde ya tenemos todo preparado” para actuar, declaró el secretario general del organismo, Anders Fogh Rasmussen.

Los militares presentaron el martes y el miércoles a los 28 países miembros de la Alianza Atlántica los detalles de la misión imperialista.

En respuesta, los miembros de la organización pidieron a los militares que "estén listos", para que procedan a la invasión si la o­nU lo autoriza.

La intervención en Libia es defendida por EE.UU., Francia y Gran Bretaña, pero sigue dependiendo de un esperado voto del Consejo de Seguridad de la o­nU, que podría tener lugar este jueves.

La embajadora de Estados Unidos ante la o­nU, Susan Rice, reconoció que el tiempo apremia porque las tropas del coronel Gadafi se aproximan a Bengasi (este del país), bastión de la oposición libia.

Rice afirmó tras la reunión que el Consejo de Seguridad tiene que aprobar la invasión porque, según explicó, la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia es insuficiente.

Necesitamos considerar medidas que impliquen quizá ir más allá de una zona de exclusión aérea", apuntó Rice ante la prensa, en el segundo día de discusiones del Consejo.

Mientras la mayoría de naciones manifestó la urgencia de adoptar acciones, China expresó su oposición a decretar una zona de exclusión aérea, mientras Rusia no ha escondido sus dudas y Estados Unidos quiere ir más allá.

Por su parte la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reconoció que si las tropas leales a Gaddafi logran recuperar Bengasi su país habrá perdido la Cabeza de playa establecida por el gobierno rebelde.

“Sí, el tiempo juega en nuestra contra. Es urgente actuar antes de que los rebelde pierdan Bengasi", declaró Clinton en El Cairo, donde concluyó una visita de dos días a Egipto.

Aseguró que “trabajamos tan rápido como podemos en Nueva York para ver si conseguimos una autorización suplementaria de la comunidad internacional para estudiar un amplio abanico de acciones. No solo una zona de exclusión aérea”.

Asimismo, Francia reiteró la necesidad de actuar y permitir la imposición de “una zona de exclusión en Libia” para salvar a los rebeldes.


pl-avn-afp-teleSUR-reuters-ep

R.A.F.A.E.L. dijo...

En Cuba hay, como todos sabemos, izquierdos humanos. Los mercenarios enarbolaron su bandera hace rato: la del billete. No entienden otra cosa.

Saludos, JM.