sábado, 28 de mayo de 2011

Noticias del frente bélico afgano

Tres soldados alemanes y dos altos cargos del Gobierno títere afgano han muerto hoy en un ataque suicida contra la casa del gobernador de la provincia de Takhar. El Comandante de la OTAN en el norte de Afganistán ha resultado herido. 

En la casa se celebraba una reunión de la Alianza Atlántica a la que asistía el  alemán Markus Kneip, que es el Comandante de las fuerzas de la OTAN citado arriba, del que  desconocemos la gravedad de sus heridas.

Esperamos que, por unas u otras causas, salga para siempre de Afganistán.

A la derecha de la imagen, Markus Kneip. Ignoramos la identidad del otro terrorista.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Fallaron los mercenarios, porque segun la propia
prensa oficial, los jefes no confian en los soldados
y su escolta y defensa esta en manos de mercenarios
o contratistas que cobran una barbaridad de hasta
mil dolares diarios, segun decia la prensa un tiempo
atras.

david dijo...

Ojalá Álvarez, ojalá que por una u otra causa salga para siempre de Afganistan. ¿Quiénes son los verdaderos terroristas?

Anónimo dijo...

JM, el otro es el rey Carlos Gustavo de Suecia, otro demócrata en camuflaje, y también descendiente de franceses como nuestro juanito el puterito.

Anónimo dijo...

Una buena noticia: entre los muertos se encuentra el máximo responsable de la policía para el norte de Afganistán, del que se rumorea que estaba involucrado en el tráfico y exportación de opio. Una mala noticia: Kneip, que ha salido ileso, ya se ha apresurado a confirmar que sigue en Afganistán, que tiene una misión que llevar a cabo (¿buscar un nuevo responsable para la exportación del opio?).
Hace unos meses un periódico hizo una entrevista a un teniente alemán que estuvo como mando en Afganistán.
Pregunta: ¿Cuál es la motivación principal de los soldados que participan en esta misión? – La principal motivación es el dinero. Una parte de ellos quiere poder permitirse, al cabo de tres, cuatro o seis meses un coche nuevo, o una reforma de su casa. “Entonces podré irme a vivir con mi novia” es la típica afirmación. Una parte de los soldados está endeudada o vive por encima de sus posibilidades, razón por la que necesita urgentemente dinero. (…) Pregunta: ¿Soldados así probablemente solo quieren que el tiempo pase lo más rápidamente posible, antes de que acontezca algo peligroso? – Sí. Cada soldado en Afganistán tiene una tabla con los días [de su campaña], digamos, por ejemplo, están 100 días en misión en el extranjero y ganan, en estos momentos, 100 dólares por día. En la tabla figuran los días de 1 a 100. Debajo de cada día figura la cantidad que, sumada, llevo ganada hasta el momento. Esto significa de 100 a 10 000 dólares. Esta tabla es tachada a diario por los soldados. Esta es la principal motivación de la mayoría de los soldados: esa tabla.
Pregunta: ¿Tiene alguna relevancia para los soldados la motivación ética o política? – Pienso que menos del 10% se ocupa seriamente con estos aspectos.

No son más que mercenarios.