lunes, 30 de mayo de 2011

Pajarerías

Premio para quien entienda el galimatías del cubá de Barcelona que les ofrezco a continuación, donde destaca su fijación por las aves (ahora entiendo por qué lo llaman Pájaro Tieso). No se pierdan su cita pájaro-teléfono móvil. No sé si el pájaro es un teléfono, si el telefono es un pájaro, o el propio Ernestico es todo a la vez. 

"Qué tienen los pájaros de Montclair que cantan, desesperados, en la madrugada,y hay algo triste en ese canto,algo que ni siquiera los placeres de la madera pulida, y el verdor de la primavera,y la agradable sensación de caminar entre una nube de gotas pequeñísimas logra aliviar.

En Miami, en cambio, hay un pájaro que canta como un teléfono móvil,un traqueteo cuasimecánico,equidistante del gorjeo y el trino,último estadío evolutivo del pájaro onomatopéyico, tal vez.

Mi teléfono suena como ese pájaro, o viceversa.Me lo vendió un árabe caricaturesco,de mirada taimada y manos regordetas, llenas de anillos, que en el fondo de una tienda de bikinis escuchaba un sermón sincopado del que yo sólo entendía la palabra “Ne-tan-ya-hu”.

Ya había escuchado ese sonido en la guía de pájaros, el libro con teclas que los niños pulsaban una y otra vez, sucedáneo enciclopédico de ruiseñores enjaulados.Mientras camino por Alton Road escucho una maraña de sonidos humeantes y pienso en aquel jardín de hace años,donde reinaban estatuas descabezadas y hoy quedan tres o cuatro trozos de mármol entre una plantación de rosas de injerto.

En esa época tenía pensamientos ordenados,conocía mi tribu de palabras,creía ser feliz en el desistimiento. Ahora me interesan más la lógica suicida de la ingratitud, la súbita aceleración de los pelícanos,las garzas de pico rojo y curvo,o el porqué de ese súbito impulso que me hace recoger algún palo en el suelo como cuando era niño, y llevarlo como única compañía durante las horas de caminata.

Ernesto Hernández Busto, en Miami"

PS: Por cierto ¿de dónde habrá sacado el dinero para viajar si hace poco decía en su jaula que tenía que buscarse un currelo para sobrevivir?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Ahora me interesan más la lógica suicida de la ingratitud". Hombre, tan suicida no debe ser cuando le da para vivir sin pegar palo y hasta le permite viajar. Porque lo de juntar letras, sino fuera por la ingratitud....

Anónimo dijo...

yo pienso cuando me aburro
como un escolar obeso
en ese pájaro tieso
que tiene mente de burro.

david dijo...

Yo por más que camine por Alton Road, no tengo huevos a saber qué coño está diciendo este pajarraco. Lo único que sé es que él suena como las máquinas recaudadoras. money!
salud y mucha revolución