jueves, 30 de junio de 2011

Lo que pudo haber sido y, me temo, no será

Los acampados que aún quedaban en la plaza de Cataluña han sido abandonado por sus "compañeros" y desalojados entre la indiferencia general. La imagen habla por sí sola.

Este grupo pretendía seguir en la plaza de Cataluña y se negó a marcharse. La solución ha sido fácil: Sus "compañeros" pactaron con el Ayuntamiento (ya empezaron a pactar con la burguesía que los tiene excluidos socialmente) la retirada, y si te he visto no me acuerdo.

Que cada cual saque sus conclusiones, pero eso de gritar "policía únete"... lagarto, lagarto. Ahora a seguir con asambleas interminables donde se deciden cosas tan importantes como dónde tienen los perritos que hacer sus necesidades.

¡Es el Sistema, estúpido!

3 comentarios:

VIRRAS dijo...

Hace tiempo que las acampadas generaban cierto rechazo entre los propios indignados, por cierta mala imagen que transmiten y que sería largo de explicar.
Lo importante es mantener la asambleas, que generan más consenso y que permiten más proyección social.
La revolución será obra de grandes masas de trabajadores o no será.

Anónimo dijo...

Desde luego las acampadas prolongadas se
prestan a muchas cosas, entre ella los casos
de infiltracion para crear rechazo a ese tipo
de movimiento y la demoralizacion.
Ese no es el camino, se permite porque no
lleva a nada, se deja de hablar de eso en la
TV y es solo una cosa molesta, no llega.
La gente no esta preparada todavia para lo
que viene.

Anónimo dijo...

JM, te equivocas, he estado acampado en Catalunya muchas noches e incluso después de que la asamblea principal decidiera levantar, y los que se han quedado son los verdaderos compinches de la poli.