viernes, 30 de diciembre de 2011

Horrendo es tu silencio cómplice, Victoria Nuland

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland calificó de “horrendas” las declaraciones de Hugo Chávez sobre el cáncer que sufren, o han sufrido, varios mandatarios latinoamericos. 

Chávez se extraña de que, en poco más de un año, cinco dirigentes, poco o nada afines a los intereses estadounidenses, hayan pasado por trances similares: él mismo, Dilma de Brasil cuando era candidata a presidenta, Lula da Silva, el paraguayo Lugo y Cristina Fernández.

Horrendo y real como la vida misma, fueron los experimentos que EEUU realizó con su propia gente y que Victoria Nuland ha silenciado de manera cómplice.

En 1940,  en Chicago, 400 presos fueron infectados de malaria.

En 1942 aplicaron gas mostaza a 4.000 soldados que desconocían las consecuencias que las pruebas podrían tener sobre su salud.

En Alamo Gordo engañaron a 200.000 soldados que fueron expuestos a la radiación, a sólo dos kilómetros de las explosiones nucleares.

En 1945 ya saben: Hiroshima y Nagasaki.

Entre 1964 y 1968 aproximadamente 4.300 marinos fueron sometidos en sus propios buques a 113 pruebas (sin conformidad ni protección) con armas químicas y biológicas.

Durante la Guerra Fría, 20.000 personas hicieron de conejillos de indias en experimentos, entre ellas había más de 800 embarazadas que recibieron dosis de hierro radiactivo y 200 niños que recibieron dosis de plutonio y uranio.

Si quieren seguir, usen cualquier buscador. Será hija de la gran puta, la Victoria esa...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"Estamos, en este caso, ante un nuevo capítulo de la guerra sicológica. También en ese campo Estados Unidos se encuentra decididamente a la vanguardia, con décadas de investigación y de experimentos en su haber. Rebecca Lemov, antropóloga de la universidad del Estado de Washington, publicó hace algunos años un libro que «ilustra los inhumanos intentos de la CIA y de algunos de los más grandes siquiatras de “destruir y reconstruir” la psiquis de los pacientes en los años 1950». Esto explica un hecho que tuvo lugar en aquella época. El 16 de agosto de 1951, raros e inquietantes fenómenos estremecieron Pont-Saint-Esprit, «un tranquilo y pintoresco pueblito» situado «en el sureste de Francia». Sí, «el pueblo fue sacudido por una misteriosa ráfaga de locura colectiva. Al menos cinco personas murieron, varias decenas acabaron en asilos, cientos mostraron síntomas de delirio y alucinaciones […] Muchos acabaron en el hospital y con camisa de fuerza». El misterio que por mucho tiempo rodeó aquella «locura colectiva» se ha disipado hoy en día. Aquello fue un «experimento realizado por la CIA, con la Special Operation Division (SOD), la unidad secreta del ejército estadounidense basada en Fort Detrick, Maryland». Los agentes de la CIA «contaminaron con LSD el pan que se vendía en las panaderías del pueblo», con los resultados anteriormente mencionados. Estamos al comienzo de la guerra fría. Estados Unidos, claro está, era un aliado de Francia. Pero es precisamente por esa razón que Francia se presta fácilmente a la realización de experimentos de guerra sicológica, cuyo blanco era el «campo socialista» (y la revolución anticolonialista) pero cuya realización del otro lado de la “cortina de hierro” hubiese resultado muy difícil."

Sacado del artículo de Domenico Losurdo "¿Qué pasa en Siria?".

Anónimo dijo...

Desde luego fue la continuacion de los conocidos
experimentos de los cientificos nazis, todo en
funcion de preservar la raza superior.

En definitiva el rescate de todos esos cientificos
de Hitler fue el unico objetivo del famosisismo
dia D.

Por que no atacaron Berlin? Alli no habia nada por
rescatar.

Anónimo dijo...

Por favor no se olviden de lo avanzado que está la nanotecnología y solo sabemos lo que es publico,no soy un experto pero si se informan verán que con esta tecnologia, de un tamaño de nanometros, el tamaño de agunos átomos, se pueden crear estructuras programables que entre otras cosas pueden destruir células específicas del cuerpo.

Atentos porque el futuro lo tenemos ya hipotecado.

Anónimo dijo...

Más averías por esa banda críminal-nazi, la pandemia de 1918/20 que mató a 30 millones de personas.
Estamos ante armas biológinas mortales, y experimentos e investigaciones que han tenido mucho éxito para ellos. Se dice que la enfermedad, desde hace años, que tiene Fidel es también, cáncer
Qué se sabe de la alianza EEUU-India-Indonesia-Corea(Sur)Japón?

Sebastian dijo...

Yo veo simplemente el cinismo al que ya nos tiene acostumbrados la diplomacia estadounidense.

Esa de exigir cambios democraticos a ciertos paises, mientras apoyan a dictadores.

Esa que media entre palestinos e israelies, pero nunca aplica sanciones a Israel ,aunque cometa genocidios contra la poblacion de Gaza.

Esa que habla de libre competencia para las empresas con nula intervencion estatal, pero luego presiona a ciertas compañias para que no comercien o bloqueen todo lo que les mandan desde Washington.

Despues de ir de defensores de los derechos humanos (a pesar de Guantanamo), logicamente han de negar todas las practicas criminales de las que se les acusa.

Luego ya saldran por ahi gente de mucho prestigio (y mucha hambre de dinero), negandolo todo.