sábado, 31 de diciembre de 2011

¿Recuerdan el horror de la portavoz del Departamento de Estado?

Eso decía sentir la portavoz estadounidense, Victoria Nuland, ante las sospechas de Hugo Chávez de que la profusión de tumores malignos en mandatarios latinoamericanos (la última afectada es la presidenta argentina) podrían deberse a elementos espurios. 

Pues bien, resulta que Chávez ha leído un cable secreto filtrado por Wikileaks (fechado en Washington hace dos años), de esta manera:

“Enviado por el Departamento de Estado a la embajada de EEUU en Buenos Aires (…) firmado por la señora Clinton y preguntando asuntos como estos: 'necesitamos saber sobre la presidenta Cristina, cuáles son sus costumbres personales, cómo enfrenta el estrés del trabajo, si está tomando algún medicamento' "

Esos medios españoles que han ironizado sobre las declaraciones de Chávez… ¿dirán algo sobre este detalle o, como de costumbre, su “rigurosa objetividad” les hará silenciarlo como fieles siervos del amo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso siempre fue muy sospechoso, lo recuerdo
la Clinton tiene fama de ser una criminal desde
su juventud en la lucha estudiantil y nadie puede
creer pueda haber buenas intenciones en ese
interes por la salud de Crisitna.

Lo que pasa es que los paises ytagan y se callan
o los bombardea la ONU-OTAN.

Sebastian dijo...

Otra ronda de cinismo yanki para todo el mundo.

naturalmente, los paises alienados la tragaran sin reparo.