miércoles, 29 de febrero de 2012

Barbarie capitalista

Trabajar o no: Cuestión de vida o muerte.

RT.-Algunas consecuencias de la crisis que sigue azotando al mundo resultan ser más graves que las medidas de austeridad, los números rojos en las cuentas y los desahucios. De hecho, según un estudio el desempleo se traducirá en Europa un exceso de mortalidad, sobre todo, en España.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) precisa en un informe que debido a la tendencia negativa que aguarda al empleo en España, la mortalidad aumentará entre 1.500 y 4.000 personas al año y se producirá una disminución de la esperanza de vida.

En Europa, donde ya hay más de 19 millones de parados, se calcula que un aumento del 3% de la tasa de paro conllevaría más de 10.000 muertes.

Artículo completo aquí

Foto: Russia Today

4 comentarios:

Corvus dijo...

Y aun hay gente ciega defendiendo ese sistema agonizante,un sistema que esta destruyendo el mundo.

Anónimo dijo...

Sobra gente y si no se mueren de enfermedad
natural le lanzaran un virus que acabe con ellos,
ya tienen la version cinco de la gripe de pollo y
la consideran una sensacion, hasta se prohibio
hablar de eso.

Ya no hace falta tanta gentes ni para usarlos
de consumidores, no tienen dinero para que
los quieren.

Anónimo dijo...

Una muy extendida creencia de corte liberal, y por tanto estatista, hace suponer a la gente que la "crisis" se debe a un aspecto económico y que los gobiernos sirven por tanto a los intereses de "los capitalistas", cuando la realidad de la experiencia física, no idealista, es que los estados organizan el capital para servir a sus intereses. Ya sea la izquierda, la derecha o la etiqueta que se ponga, el aparato estatal proyecta y hace efectiva la organización del capital en el territorio en el que ejerce su poder e intenta ejercerlo más allá. Tanto la realidad presente: ayuda al capital, como la pasada: instauración de un capitalismo que era antes del nacimiento del estado moderno algo puntual, y su progresiva expansión global, nos dice lo que sucede. A no ser que las capacidades cognitivas de la persona media sean entretenidas por idealismos cada vez más incríbles, la experiencia física no se puede ocultar: todos los politicos utilizan el poder estatal para decidir, a través del derecho mercantil y oras normativas
la organización del capital y sus ciudadanos sufre, en mayor o menor grado, según disponga el estado, las consecuencias.

Y cuando la organización económica de un estado es contraria a los intereses de otro estado, éste será su enemigo potencial y por ende susceptible de ser atacado y reorganizado.

La teoría de la crisis "económica" oculta de manera intencionada la realidad y sumerge a las personas en un mundo de fantasías con el viejo juego de la gallina y el huevo.

angelica Lovera dijo...

que locura, este mundo ya no da mas... que triste