lunes, 27 de febrero de 2012

El caricato burgués

El británico Sacha Baron Cohen, llegó a la ceremonia de entrega de los Oscar vestido dicen que "como dictador" y con las "cenizas" de Kim Jong Il en una urna. No necesitaba disfraz: los dictadores visten esmoquin. 

Es natural que esta gente se mofe de sus enemigos y si fueron asesinados, mejor aún. Por nuestra parte, aquí no nos mofamos, nos regodeamos cada vez que a uno de los suyos, les hacen estirar la pata. Que conste que no es por morbosidad: cada vez que ello ocurre, la humanidad tiene motivos para sentirse un poco más segura.


2 comentarios:

david dijo...

Este no es más que el bufón de la corte, nada más.

salud y revolución

Anónimo dijo...

Como en las antiguas cortes necesitan de los
bufones para solaz y esparcimiento.

Pronto veremos mas, las peleas de gladiadores
en la lucha por el plato de comida.