miércoles, 22 de febrero de 2012

El presidente de la república de Abjasia salió indemne de un atentado

Hace una semana el presidente de Abjasia, Alexander Ankvab fue atacado por un grupo de pistoleros que detonó una mina al paso del convoy presidencial. Dos de sus guardaespaldas resultaron muertos."Mi coche estaba muy dañado, pero me siento bien", dijo Ankvab. Nadie se ha atribuido el ataque pero huele a maniobra oculta, bien de sus rivales empujados por Georgia, o por la misma Georgia. 

Abjasia, se separó de Georgia tras una guerra en la década de los 90 del siglo pasado. Moscú que mantenía fuerzas de interposición entre los contendientes, reconoció a Abjasia y a Osetia del Sur, como estados independientes después de aplastar a las tropas georgianas que invadieron por sorpresa las dos regiones, con el beneplácito de Washington, en agosto de 2008 y mantiene tropas en las dos repúblicas. Ankvab, ha sobrevivido a varios intentos de asesinato.

Si esto forma parte de una reactivación del frente de Georgia, en el contexto de la estrategia estadounidense de cercar a Rusia, esperemos que también signifique el principio del fin del criminal de guerra pro-imperialista Mijail Saakashvili.