jueves, 23 de febrero de 2012

Ese es el lenguaje, Lukashenko

Bielorrusia es en el este europeo, la puerta cerrada por Moscú a Occidente, como Georgia lo es en el Cáucaso. Son asiduas las maniobras militares conjuntas de ambos países. El mundo sigue cambiando, Lukashenko lo sabe mientras que la Unión Europea (UE) sueña con fantasías, cada vez más fantasiosas.  


EP.- "Espero que se entienda que estamos tolerando estas sanciones con las que se nos amenaza (la UE) sólo por un tiempo. Tan pronto como se cruce la línea roja, responderemos duramente", ha dicho Lukashenko en el acto de aceptación de las credenciales de varios embajadores europeos.

Asimismo, el presidente bielorruso ha apuntado cuál podría ser esta "dura respuesta". "Situada en el centro de Europa, Bielorrusia controla la circulación de bienes entre Este y Oeste. ¿Qué es lo que más necesitan los europeos?", ha cuestionado, en referencia velada al tráfico de gas desde Rusia.

En este sentido, ha agregado que, si un Estado intenta amenazar la seguridad de Bielorrusia, el país "luchará hasta la muerte como entre 1941 y 1945, defendiendo nuestra independencia y soberanía, aunque esto suponga perder a amigos como Rusia y China"

PS: Será difícil que los pierda, por lo menos a Moscú. No tenemos noticias de que la Federación Rusa tenga intención de convertirse en una multitud de pequeños Estados controlados por Washington.