miércoles, 15 de febrero de 2012

No hay motivos para la intranquilidad, lo dijo la Cospedal

Cuando el PSOE realizó su ataque (léase reforma laboral) contra la clase obrera (despidos fáciles y baratos) a los trabajadores les salió una inesperada defensora: María Dolores de Cospedal la "mantillona-collares" del PP, presidenta de Castilla- La Mancha.

“Que estén tranquilos los trabajadores, que, aunque le duela al PSOE aquí está el Partido Popular para defender a los trabajadores y trabajadoras de toda España y de Cataluña", dijo la burguesa bonita del PP. Bonita por fuera, que por dentro es un bicho.

Al día de hoy, y después de que el PP haya apretado la tuerca que pusiera el PSOE, la cosa está así (pequeño resumen) :

La mayoría de los despidos pasarán a ser objetivos (por causas económicas, organizativas, técnicas o de producción) con una indemnización de 20 días por año trabajado, ya que podrán aplicarse cuando la empresa tenga una caída de ingresos durante tres trimestres consecutivos.

Los organismos y empresas del sector público también podrán acogerse a causas objetivas y EREs para despedir, como en las empresas privadas. Servirá para despidos masivos de trabajadores públicos (estado central, administración autonómica, ayuntamientos, empresas públicas.

El absentismo laboral justificado, dejará al trabajador en la calle. Dos bajas en dos meses, que sumen nueve días, harán despido objetivo y procedente (con la “enorme” indemnización de 20 días por año trabajado, máximo 12 meses) aunque la empresa no haya sufrido perjuicio ni pérdidas por una ausencia amparada por un médico. Habrá que ir al tajo con muletas.

Como verás, compañero obrero, no hay motivos para la intranquilidad. Lo dijo  la Cospedal que, por ser de "tu misma clase social”, luchará por tus intereses. Tócate los cataplines y espera sentado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas gentes en realidad no son malas, solo hacen
su trabajo, cumplen con lo que le dicen porque no
estan dispuestas perder la posicion social, por eso
de que si me niego me quitan y ponen otro que lo
hace quizas peor.

Ese es el consuelo,de tontos, pero consuelo, nada
principios eticos o morales, oportunismo puro y
rampante.

Sebastian dijo...

Son palabras para entretener y marear al personal. Igual que los FAES que pasan por aqui a dar opiniones sin pies ni cabeza.

Sabe que si dijera "os la vamos a meter hasta la empuñadura", la gente se levantaria y se liaria gorda.
Pero nos van diciendo una cosa y haciendo otra, y alguno con la confusión, se queda paralizado de cuerpo y mente, creyendo que nuestros politicos quieren "lo mejor para nosotros".

Simplemente usen la lógica.